Argentina refuerza la frontera con Paraguay ante una amenaza terrorista contra la comunidad judía

Post thumbnailSoldado israelí durante las tareas de búsqueda y rescate tras el atentado a la AMIA Foto archivo: Fuerzas de Defensa de Israel vía Flickr
El Ministerio de Seguridad de Argentina anunció que está investigando una denuncia anónima recibida en el Embajada argentina en Londres, alertando sobre el posible ingreso desde Paraguay de material para la fabricación de explosivos para “una bomba contra un objetivo judío”.

El Ministerio detalló en un comunicado que una denuncia anónima fue recibida “en la Embajada argentina en el Reino Unido que alertaba sobre el posible ingreso al país de nitrato de amonio -componente utilizado para la fabricación de explosivos- por parte de una persona proveniente de la República del Paraguay”.

Ante este hecho, el organismo “dispuso una serie de medidas preventivas y de investigación con el objetivo de que las cuatro Fuerzas Policiales y de Seguridad Federales a su cargo (PFA, PNA, GNA y PSA) extremen los controles necesarios atento al potencial intento de ingreso de la persona en cuestión”, añade el texto.

El parte agrega que “la Dirección General de Coordinación Internacional de la PFA [Policía Federal Argentina], realiza tareas de investigación criminal con el fin de identificar al individuo mencionado en la denuncia, a quien se le atribuye la intención de ingresar dicha sustancia” con el objeto de atentar contra un blanco judío.

El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Jorge Knoblovitz, dijo a los medios locales que la institución ha sido informada desde un primer momento sobre la denuncia realizada en la Embajada en Londres.

La comunidad judía de Argentina, que cuenta con entre 200 mil y 300 mil almas, es la más grande de América Latina, y ha sido blanco de numerosos hechos de violencia en las últimas décadas.

El 17 de marzo 1992, 29 personas fueron asesinadas y 200 resultaron heridas en un atentado suicida con explosivos contra la Embajada de Israel en Buenos Aires.

El 18 de julio de 1994, un terrorista suicida detonó una camioneta cargada de explosivos destruyendo la sede del centro comunitario judío AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) en Buenos Aires. En el ataque, atribuido a la República Islámica de Irán, fueron asesinadas 85 personas y más de 200 resultaron heridas.