Ante el aumento de casos de coronavirus, Bennett instó a los israelíes a no salir del país

El primer ministro recomendó la vacunación en los jóvenes de entre 12 y 15 años, así como también volver a usar mascarillas en espacios cerrados.
Post thumbnailTodos los pasajeros son testeados al aterrizar en el Aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv. Foto: REUTERS/ Amir Cohen
Con el aumento de los casos de coronavirus en Israel, el primer ministro Naftali Bennett brindó una conferencia de prensa desde el Aeropuerto Ben Gurión. En su discurso, el  jerarca precisó de que hay indicios de que la llamada "variante Delta" está comenzando a extenderse en Israel.

El mandatario israelí se reunió con los ministros de salud, transporte y seguridad nacional para evaluar la situación respecto a la pandemia, que vuelve a preocupar a Israel. "La cepa Delta se está expandiendo rápidamente por todo el mundo", precisó el primer ministro, quien también indicó que "es contagiosa en aproximadamente un 50% más que la cepa de coronavirus original".

Bennett indicó que algunos de los infectados por la cepa en Israel estaban vacunados. Sin embargo, también enfatizó en que las inoculaciones brindan una protección "significativa" contra el COVID-19.

"A la luz de los datos, estamos tratando la situación como un nuevo brote", manifestó el primer ministro. Asimismo, destacó que el nuevo gobierno volverá a formar un gabinete de coronavirus.

"Quien no necesite ir al extranjero, que no vaya al extranjero", expresó. Además remarcó que todas las personas que ingresen al aeropuerto Ben Gurión deberán utilizar tapabocas, así como también quienes arriben al país tienen que someterse a una prueba de PCR al llegar.

A su vez, el primer ministro insinuó que podrían llegar a haber "cambios significativos" en las políticas actuales de entrada y salida del país.

Además, Bennett recomendó a los israelíes el uso de tapabocas en espacios cerrados. Dicha restricción se había eliminado el pasado 15 de junio, pero si durante la semana continúan habiendo más de un centenar de casos diarios, se volverá a poner en práctica su obligatoriedad.

El primer ministro también instó a los israelíes de entre 12 y 15 años a vacunarse lo antes posible. El jerarca precisó que que el riesgo de enfermedad es inmensamente mayor que el riesgo de la vacuna.