Vuelven a incendiar el consulado iraní en la ciudad iraquí de Nayaf

Post thumbnailConsulado iraní en Nayaf tras el primer incendio Foto archivo: REUTERS/Alaa al-Marjani
Un grupo de personas no identificadas incendiaron el consulado de Irán en Nayaf, en el sur de Irak, en el segundo suceso de este tipo que sacude el inmueble esta semana después de que el miércoles provocasen un fuego en el lugar varios manifestantes.

"Unos desconocidos prendieron fuego al edificio del consulado iraní en Nayaf y el fuego no es de la misma envergadura que el anterior", indicó una fuente de seguridad del Ministerio de Interior iraquí que pidió el anonimato.

Equipos de la Defensa Civil se trasladaron "inmediatamente" al lugar de los hechos y lograron extinguir el fuego, el tercero contra unas instalaciones diplomáticas iraníes desde que el 1 de octubre se desató una oleada de protestas para pedir más servicios básicos y menos corrupción.

En algunos, las protestas, que se saldan ya con casi 400 muertos y 16.000 heridos, y han llevado a la dimisión del primer ministro, Adel Abdelmahdi, adquirieron un tinte antiiraní.

La noche del pasado 27 de noviembre, el consulado de Irán en Nayaf fue incendiado por parte de manifestantes que irrumpieron en la sede diplomática, algo que ya había ocurrido anteriormente en la también meridional Karbala.

Nayaf y Karbala son ciudades predominantemente chiíes del sur de Irak, donde la mayoría de la población pertenece a esta rama del islam, la principal en este país.

Desde el estallido de las protestas los manifestantes han expresado su oposición a la presencia de Irán en este país árabe y a su influencia sobre el Gobierno iraquí, liderado por chiís como el de Teherán.

Los movimientos Al Fath y Estado Derecho han sido blanco de las críticas de los manifestantes por su cercanía a Irán, mientras que importantes figuras chiíes como el clérigo Muqtada al Sadr y el ayatolá Alí al Sistani -máxima autoridad religiosa chií del país- han apoyado las protestas. EFE