Vuelve el festival “Cerezas en el bosque” de la Franja Yatir

Post thumbnailBosque Yatir
La región de Yatir, no es una de las más visitadas a nivel turístico a pesar de que es muy rica en experiencias naturales y ofrece una aventura de turismo agrícola y bíblico para toda la familia.

Cerezas de Maon


Con vistas espectaculares que miran al desierto de Judea y las montañas de Moab, más aun, como nos dice Nahshon Afik, guía profesional y miembro del turismo de la Franja de Yatir, por su ubicación es una región única que conecta la montaña, el desierto y el Néguev y la conexión geográfica única proporciona a los viajeros un paisaje diverso, ya que está a una altitud de 800 m sobre el nivel del mar.

Ronelle con torta de mousse


En esta franja los plantadores están listos y esperando que los visitantes disfruten de una visita especial y única, pues el mes de mayo la temporada de cerezas es muy corta y conviene aprovecharla visitando plantaciones y recolectando la fruta directamente del árbol. Esta es una gran oportunidad para aprovechar no solo las cerezas sino que de toda la oferta natural. El Festival de las Cerezas se lleva a cabo en el Moshav Maon, cerca del bosque de Yatir, los viernes  31.5 y el 7.6 entre las 9.00 y las 15.00hs

Más datos www.goyatir.co.il

Canastas de “Vanil Kinamon”


Cada año, los árboles en la región de Yatir producen alrededor de 50 toneladas de cerezas rojas dulces conocidas por su maravilloso sabor y jugosidad. Las principales especies cultivadas en la zona son cerezas agridulces y otras muy dulces, en una variedad de colores, desde rojo intenso hasta naranja claro. Como la fruta necesita mucho frío en la temporada de invierno, crece en las tierras altas del país en huertos de Yatir a 800 metros sobre el nivel del mar, clima perfecto para cultivar la fruta.

“Hashm el-Kerem”


En este mini Festival se puede recolectar las cerezas directamente de los árboles, lo cual es una experiencia agrícola única para toda la familia. En los huertos del Moshav Maon, se ofrece una colección propia de cerezas rojas y dulces que se pueden comer gratis en el huerto y se recibe una caja de plástico de 250 gramos para llenar, por 35 shekels.

Jeeps en “Bir Ashraki”


El Moshav Maon se halla cerca del Bosque de Yatir, donde hay muchos eventos adicionales, talleres creativos y preparación de cerezas de arcilla, cerezas en chocolate caliente, mercado de granjeros y más. Las actividades ofrecidas son muy variadas y durante el festival, los visitantes disfrutarán en la gran zona forestal de artistas callejeros, payasos, espectáculo de teatro para niños y otras sorpresas en el Bosque Yatir, un sitio que nos acerca a la agricultura bíblica. La mayoría de las actividades son gratuitas pero otras pagas. Nahshson recomienda  que otra visita obligatoria es la ciudad bíblica “Susya Hakduma”, una de las ciudades hebreas más antiguas con vestigios demuestran que se trata de una ciudad meticulosamente planificada hace más de 200 años.

El desierto de Yehuda


“Danny Bamidbar” ofrece un fascinante recorrido en jeep por el desierto de Judea, que incluye visita a puntos de fascinante observación en el corazón del desierto y visitas  a cisternas o piscinas de agua adecuadas para el baño. El descenso desde el Yatir  hasta el nivel del desierto de Judea dura aproximadamente 20 minutos. En una caminata en el desierto se llega al pozo de cráter, “Bir Ashraki”, un lago de agua de lluvia de una profundidad de 2 metros y al “Hashm el-Kerem” menos profundo. El paseo puede incluir café y té, o  una comida de desierto horneada en el suelo con reserva previa. Se puede combinar la duración y el tipo de paseo en jeep con varias caminatas. Más datos en el sitio de “Danny Bamidvar”.

Otros sitio para visitar es el “Cafe Ronelle” en Mitzpe Yair, donde su dueña Ronelle una persona muy especial con una historia de vida fascinante, ofrece un muy delicioso y especial menú lácteo y kasher, con platos de sabores únicos, acompañado de mucho amor por la vida, le gente y la región. Ronelle agrega al placer culinario, anécdotas de su vida que son de mucho interés, de su pasado y de su unión al judaísmo religioso.  Su local está ubicado en un región con hermoso paisaje lo cual también agrega gusto a la experiencia. Además, se debe probar la torta de mousse de chocolate preparada por Ronelle, con reserva previa. También se puede encargar un desayuno rural en canastas de picnic del restaurante “Vanil Ve Kinamon”, que se halla a pocos minutos del bosque.

https://www.v-c.co.il/