Vicedirector Autoridad de Gas de Israel: "estamos empezando a ser un actor principal en la industria regional"

Post thumbnailConstantine Blyuz, vicedirector de la Autoridad de Gas de Israel / Foto: Ofer Laszewicki
El pasado mes de setiembre se celebró en Bruselas una conferencia organizada por Medreg, un organismo cofinanciado por la Unión Europea que asesora a países mediterráneos para mejorar sus sistemas de regulación y distribución de energía. La conferencia de dos días destacó los avances logrados en Algeria, Egipto, Israel, Jordania, Marruecos o Palestina, y sirvió como punto de encuentro para seguir compartiendo ideas y experiencias. Medreg ofrece su asesoramiento mediante entrenamientos específicos, estudios de regulación y visitas a los países.

Desde Israel llegaron dos representantes: una para detallar la apertura de un nuevo mercado eléctrico, y otro para explicar el progreso en el mercado del gas tras los descubrimientos de los yacimientos en la costa de Israel, y como se ha conectado dicho suministro a los consumidores privados. Aurora conversó con Constantine Blyuz, vicedirector de la Autoridad de Gas de Israel, quien nos explicó los desarrollos sucedidos tras el descubrimiento de un yacimiento de gas frente a la costa del país.

 

¿Cómo describiría el estado del mercado del gas natural en Israel?

Israel es uno de los más pequeños y jóvenes mercados para gas natural, entramos en este mercado solo en 2004, pero hay grandes desarrollos después del gran descubrimiento del yacimiento de gas en nuestra área marítima. Estamos empezando a ser un actor principal en la industria del gas regional.

Además, Israel también vivió un gran cambio en su sistema energético, y hoy producimos 2/3 de nuestra electricidad por gas natural, lo cual es uno de los porcentajes más grandes. Por tanto, nuestro mercado se ha tornado muy interesante.

No obstante, es un mercado muy nuevo.

Sí, es un mercado muy joven, y para penetrar el gas natural en varios sectores necesitamos consejo de quienes llevan más de 50 o 100 años en la industria, por eso estamos aquí para conocer casos interesantes para aprender.

¿Vinieron para aprender sobre métodos de extracción o para mejorar la distribución del gas en Israel?

Medreg discute asuntos de distribución y transmisión, exportación, y no se mete en temas de extracción. Para nosotros es muy importante, ya que nuestro modelo económico no es sencillo para la penetración de cañerías de gas natural para consumidores más pequeños, ya que somos un país caluroso y la mayoría de los sistemas distribución están pensados para uso doméstico. El sector doméstico es el principal consumidor de gas natural para el sistema de distribución, pero como somos calurosos y no hay sistemas de calefacción, nuestros sistema de distribución está basado en industria y centros comerciales o hospitales, hay pocos consumidores privados.

Por ello pedimos a Medreg consejo de países con clima similar, como España Turquía, o Grecia, y nos dieron algunas ideas que parecen viables.

¿Qué impacto económico tuvo para Israel el descubrimiento del yacimiento de gas?

El impacto es enorme, la economía israelí salvó 70 billones de shekel desde que entró el gas natural, y crece cada año en algunos billones más. Después de diciembre de 2019, tendremos gas extra en el mercado israelí, y es algo nuevo, porqué siempre estábamos en deficiencia.

¿Y también se exporta?

Es un tema que empieza a tomar relevancia. Por ahora exportamos un pequeño volumen, un 3% de nuestra extracción va a Jordania. Otra opción es Egipto, que es más complicado, pero hay un contrato entre los productores israelíes y los consumidores egipcios, y esperamos que a principio de 2020 empezará a fluir. Hay otros proyectos que requieren gran inversión, y que los productores deberemos revisar.

Parece que la colaboración con los países vecinos en este ámbito es fructífera.

Los tratos con Jordania están hechos, tanto a nivel de infraestructura como de instalación. Con Egipto creo que el problema no es político, el gobierno de Egipto es amigable con Israel, y el posible cambio en Israel no cambiará la situación. El único escollo sería el leve desarrollo del sector del gas egipcio, ya que ellos tienen reservas de gas y el mercado israelí deberá competir con el local, lo cual no es fácil, pero aún hay espacio.