UniCredit pagará 611 millones a EEUU por la violación de sanciones a Irán

Post thumbnailBanca Unicredit en Brescia Foto: Geobia Wikimedia CC BY-SA 3.0
El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció que llegó a tres acuerdos separados para el pago total de 611 millones de dólares por parte de bancos del Grupo UniCredit en Alemania, Austria e Italia para resolver un caso de presunta violación del programa de sanciones contra Irán.

Los acuerdos resuelven las investigaciones de la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC) sobre aparentes violaciones de varios programas de sanciones, incluidos aquellos relacionados con la proliferación de armas de destrucción masiva, señaló el Departamento del Tesoro.

El acuerdo involucra a UniCredit Bank AG en Alemania, UniCredit Bank Austria AG y UniCredit S.p.A en Italia.

"Los bancos del Grupo UniCredit encaminaron las transacciones a través de EE.UU. de manera no transparente cuando esos pagos hubieran sido bloqueados o rechazados si su verdadera naturaleza hubiera sido clara", dijo el subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera, Sigal P. Mandelker, según el comunicado.

El funcionario indicó que los tres bancos han acordado implementar y mantener los compromisos para mejorar el cumplimiento de las sanciones.

La información detalló que entre enero de 2007 y diciembre de 2011, la entidad alemana UniCredit Bank AG procesó más de 2.000 pagos por un total superior a los 500 millones de dólares a través de instituciones financieras en Estados Unidos en una "aparente violación de los múltiples programas de sanciones de EE.UU".

Durante ese tiempo, UniCredit operó cuentas en dólares estadounidenses en nombre de Líneas Navieras de la República de Irán (IRISL, en inglés) y varias compañías de esta empresa o de afiliadas a esta.

Según el Departamento del Tesoro, el grupo "administró las cuentas de esas compañías de una manera que ocultó el interés o la participación de IRISL en las transacciones enviadas a través de intermediarios en Estados Unidos".

Durante varios años, incluidos 2011 y 2012, los tres bancos procesaron pagos hacia o a través de Estados Unidos de una forma en la que no revelaron las personas o países sancionados subyacentes a las instituciones financieras de Estados Unidos que actuaban como intermediarios financieros.

Las transacciones constituyen aparentes violaciones de los programas de sanciones dirigidos contra la proliferación de armas de destrucción masiva, terrorismo global en los siguientes países: Birmania, Cuba, Irán, Libia, Sudán y Siria, agregó la información.

EE.UU. reactivó en agosto y noviembre pasado todas las sanciones a Irán, tras su salida del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 con la República Islámica. EFE