Una victoria israelí en el Camino de Peregrinación en Jerusalén

Israel mantendrá abiertamente la unidad de Jerusalén mientras otorga plena libertad de culto a los miembros de todas las religiones.
Post thumbnailFoto: Kobi Harati / Ciudad de David
Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

El "Camino de Peregrinación" en Jerusalén Oriental se inauguró el 30 de junio de 2019 con la asistencia de representantes de alto nivel de la administración Trump. Este es un evento fundamental para establecer la soberanía israelí en Jerusalén.

La política israelí debe ser inequívoca en esta materia. Una postura firme mostrará a la Autoridad Palestina y Jordania que Israel no tiene la intención de renunciar a su soberanía sobre el Monte del Templo y Jerusalén Oriental.

La ceremonia de apertura del túnel de peregrinación es una victoria importante para Israel en la batalla por la soberanía sobre Jerusalén Oriental. Esta victoria se produce después de la amarga pérdida de Israel a favor de los palestinos durante la crisis de la Puerta de la Misericordia, Shaar HaRachamim o Bab el Rahma, cuando los palestinos tomaron el control de la Puerta de la Misericordia en el Monte del Templo.

El Camino de Peregrinación conduce desde el valle de Silwan, en el este de Jerusalén (la Ciudad de David), hasta los pies del Monte del Templo. Jason Greenblatt, enviado especial de Donald Trump para Medio Oriente y el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, asistieron a la ceremonia de apertura. Su participación simboliza la soberanía de Israel sobre Jerusalén Oriental.

La participación de dos representantes estadounidenses de alto nivel en una ceremonia a la que asistieron los ministros israelíes subraya el compromiso continuo de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Hace más de un año que el presidente Trump declaró Jerusalén como la capital de Israel. La administración Trump no se echó atrás, a pesar de las protestas palestinas y la objeción de los países árabes e islámicos.

La ceremonia tuvo lugar unas pocas horas después de que la policía de Jerusalén arrestó a Fadi al-Hadami, ministro de Asuntos de Jerusalén de la Autoridad Palestina. Es sospechoso de llevar a cabo actividades de la Administración Palestina (AP) en el este de Jerusalén, que violan los arreglos alcanzados en los Acuerdos de Oslo.

La semana pasada al-Hadami acompañó al presidente chileno Sebastián Piñera durante su recorrido por el Monte del Templo, en un intento por presentar la Autoridad Palestina como soberana en el Monte del Templo mientras difamaba Israel.

La cancillería israelí reprendió al embajador de Chile en Israel. El presidente de Chile se disculpó con el presidente Rivlin. Dijo que su visita al Monte del Templo fue una visita privada y que no invitó a los representantes palestinos, quienes simplemente aparecieron por su propia voluntad.

La batalla por el centro del mundo espiritual

Para los palestinos y jordanos la participación de altos funcionarios de Estados Unidos en la ceremonia de apertura del túnel es un evento sumamente inquietante.

Cerca del Monte del Templo Israel continúa con las excavaciones arqueológicas que expusieron el complejo subterráneo cerca del Muro Occidental y el Monte del Templo. Estas excavaciones llevaron al descubrimiento del Túnel del Muro Occidental (al norte de la actual plaza del Muro Occidental), que abrió sus puertas al público hace varios años. Hoy en día es un sitio turístico importante, frecuentado por ciudadanos israelíes y turistas de todo el mundo, y sirve como popular lugar de oración cuando el clima afuera es caluroso e inclemente. Yasser Arafat, al frente de la Autoridad Palestina, encabezó una sangrienta lucha contra la apertura del túnel. El sitio del Túnel del Muro Occidental expresa la profunda herencia judía inherente a este lugar y apunta a la soberanía de Israel sobre el Monte del Templo.

La Autoridad Palestina ve la participación de altos funcionarios de la administración de Estados Unidos en la ceremonia de apertura como un acto de "apoyo ciego" a las acciones israelíes en Jerusalén Oriental. También ven esto como una expresión de la política del Gobierno de Estados Unidos en favor de Israel.

En un paso casi desesperado la Autoridad Palestina (AP) emitió una declaración radical. El presidente de la AP llamó a tomar medidas contra las continuadas excavaciones arqueológicas israelíes en el área del Monte del Templo. "Esto no debilitará nuestra dedicación a nuestros ideales, lo más importante es la preservación de Jerusalén", prometió el presidente de la Autoridad Palestina.

Instruyó al Ministerio de Relaciones Exteriores palestino a trabajar con Naciones Unidas y la Organización de Cooperación Islámica en contra de las excavaciones arqueológicas de Israel. La AP afirma que las excavaciones están "haciendo el intento de judaizar Jerusalén Oriental y son una violación del derecho internacional".

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Jordania también emitió una declaración en la que condenaba todos los intentos de Israel por "reinventar la identidad de la Ciudad Vieja de Jerusalén".

La resistencia de jordanos y palestinos a las excavaciones arqueológicas en Jerusalén Oriental no es nueva. Estas excavaciones exponen evidencia inequívoca de la soberanía judía en el Monte del Templo y la Ciudad de David. La sensibilidad sobre el tema creció después de que Estados Unidos declarara Jerusalén como capital de Israel y reubicara su embajada en Jerusalén. La conferencia de Bahrein contribuyó a las crecientes tensiones. Lo mismo ocurre con la esperada publicación del "Acuerdo del Siglo", que tendrá lugar después del establecimiento del nuevo Gobierno en Israel.

Estos eventos ilustran cuán crucial es demostrar la soberanía israelí en Jerusalén Oriental y en el Monte del Templo. Israel no debería sentir temor ante ninguna reacción de Jordania y los palestinos, especialmente porque recientemente organizaron el acaparamiento de tierras en la Puerta de la Misericordia. Utilizaron el Consejo de Waqf musulmán para mostrar a Estados Unidos que Israel no controla el Monte del Templo. Dejaron en claro que no aceptarán la soberanía israelí sobre el complejo.

La adopción de una política inflexible israelí en Jerusalén Oriental mostrará a los palestinos y Jordania que Israel está decidida a ejercer su soberanía sobre esta parte de la ciudad. Israel mantendrá abiertamente la unidad de Jerusalén mientras otorga plena libertad de culto a los miembros de todas las religiones.




Acerca de Yoni Ben Menachem: veterano comentarista de asuntos árabes y diplomáticos de la Radio y Televisión de Israel, destacado analista de Medio Oriente para el Jerusalem Center for Public Affairs. Se desempeñó como director general y editor en jefe de la Autoridad de Radiodifusión de Israel.