“Una operación militar israelí en Gaza parece inevitable”

Post thumbnailAtaque de la Fuerza Aérea de Israel en Gaza Foto: Portavoz militar
La radiodifusora estatal Kan señala que una alta fuente política expresó que no habría alternativa  a una operación militar en la Franja de Gaza. Mientras tanto, el Gabinete de Política y Seguridad se reunía en la “Kiriá” la sede de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Tel Aviv para discutir los últimos desarrollos. La fuente le dijo a Kan que Israel decidió cortar los contactos con los mediadores de la ONU y Egipto para un cese del fuego, debido al continuo lanzamiento de cohetes contra las comunidades del sur de Israel. Varios miembros del Gabinete apoyan intensificar la respuesta militar en Gaza. Los ministros analizan los planes operativos del Estado Mayor. Entre tanto, un cabecilla del grupo terrorista islámico Hamás expresó que los contactos para un cese del fuego no prosperaron.
“No estamos hablando con ellos de un cese del fuego”, enfatizó un alto funcionario israelí.
Tras más de 400 cohetes y proyectiles de mortero lanzados por los terroristas de Gaza contra el sur de Israel en menos de 24 horas; Jerusalén suspendió el diálogo con El Cairo y con el enviado especial de la ONU, Nickolay Mladenov, quienes tratan de mediar para calmar la explosiva situación.
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, ha apuntado reiteradamente que no tiene interés en una “guerra innecesaria”, pero subrayó que Israel podría no tener otra alternativa que una amplia operación militar en Gaza para detener los cohetes lanzados contra las comunidades israelíes.
Desde que regresó de París, el primer ministro no ha hecho comentarios sobre el tema.
Las sirenas antiaéreas han sonado constantemente en el sur del país; en tanto que se intensifican los combates entre Israel y los terroristas de Gaza.
Centenares de cohetes han sido lanzados contra las comunidades israelíes vecinas a la Franja de Gaza, incluyendo a las ciudades de Sderot, y Ashkelon. Dos casas del Consejo Regional Eshkol fueron alcanzadas por cohetes, sin que se registraran víctimas.
En Ashkelon, Mahmoud Abu Asbah, un palestino de 48 años, oriundo de Hebrón, que vivía en Israel con permiso de trabajo, murió al recibir un impacto directo la vivienda en la que se encontraba.  Otras ocho personas resultaron heridas en el ataque incluyendo dos mujeres, que se hallan en estado crítico.
Seis palestinos de Gaza murieron durante las represalias de la Fuerza Aérea. La mayoría de ellos integraban  las organizaciones terroristas, confirman los reportes.
El portavoz del ala militar de Hamás, que controla la Franja de Gaza, amenazó con lanzar cohetes hacia lo profundo del territorio israelí si continúan los combates, calificando las andanadas de proyectiles contra Ashkelon como una “advertencia”.
“Aproximadamente un millón de sionistas estarán dentro del alcance de nuestros misiles si el enemigo sionista decide continuar la agresión”, aseguró el vocero.
Otro portavoz palestino dijo que si Israel continúa sus bombardeos en Gaza “Ashdod y Beer Sheva serán los próximos”.
Por su parte, el vocero militar, teniente coronel Jonathan Conricus,  declaró: "Seguimos atacando y tomando represalias contra los objetivos militares que pertenecen a las organizaciones terroristas en Gaza, y en cuanto a nuestras intenciones, mejoraremos estos esfuerzos según sea necesario". Conricus añadió que las FDI han enviado refuerzos para las tropas de infantería, las baterías antimisiles Cúpula de Hierro y las unidades de inteligencia en la frontera con Gaza.
Las FDI amenazan con aumentar los bombardeos aéreos en Gaza, que según el vocero castrense han destruido más de 150 blancos militares en el enclave costero.
Conricus advirtió que Hamás y la Jihad Islámica Palestina, las dos organizaciones terrorista más grandes de Gaza tiene “un  exceso de 20 mil cohetes y proyectiles de mortero de diferentes calibres y rangos” en sus arsenales en Gaza, casi dos veces más de los que Israel estimaba en la Operación Margen Protector, la guerra de 2014.