Un palestino salvó a niños judíos durante un atentado y fue amenazado, Israel le otorgó la residencia

Post thumbnailImagen de archivo: Servicio de Emergencias - Judea y Samaria
El 1 de julio del 2016, terroristas palestinos dispararon contra el auto donde viajaba la familia israelí Mark. El padre de la familia, el rabino Miki Mark, fue asesinado en el atentado. Su esposa Chava y dos de sus hijos fueron heridos.

El auto en el que viajaba la familia se volteó durante el atentado y los niños quedaron atrapados adentro. Un palestino que pasaba por el lugar con su esposa, vio la situación y se detuvo para ayudar a los niños de la familia Mark a escapar del vehículo.

Sin embargo, después de sus heroicas acciones, el palestino fue acosado constantemente, recibió amenazas de muerte en su pueblo e incluso lanzaron bombas molotov contra su casa, por haber ayudado a la familia israelí.

En un principio, el gobierno israelí le otorgó a la pareja una visa temporal para vivir y trabajar en Israel, pero la misma venció en agosto del año pasado, lo que le dificultó conseguir un trabajo en Israel.

Tras la publicación de su historia y una importante campaña de parte de un grupo de israelíes, el ministro de Interior, Aryeh Deri, decidió otorgarle un permiso de residencia al palestino.

En la ceremonia de entrega del permiso de residencia, el ministro le dijo al palestino que "hizo algo noble" agregando que "con valentía demostraste un humanismo muy grande, ayudaste a esos niños y yo sé que tuviste que pagar un alto precio en tu sociedad".

Deri agregó que ahora el palestino podrá empezar una nueva vida y que con su residencia disfrutará de todos los beneficios sociales y derechos, además de tener permiso de trabajar legalmente en Israel y dijo que esperaba que pasos como este "acerquen la paz".

En una entrevista anterior con el canal 12 israelí, el palestino, cuyo nombre no ha sido publicado, contó sobre la situación vivida tras el atentado.

"Vi que habían dos niños adentro del auto, gritando y pidiendo ayuda. Los niños se estaban ahogando en el auto. Yo creo que si se hubieran quedado ahí unos momentos más, se hubieran muerto", cuenta.

"Al principio pensé que era un accidente de tránsito. Pero sea un atentado terrorista o un accidente, no era relevante. Eran personas, niños, que necesitaban ayuda y yo tenía que ayudarlos", agregó.