Un palestino acusado de violar a una niña israelí de 7 años

Post thumbnailFoto Ilustrativa
Un palestino del poblado de Nir Kadis, cerca de Ramallah, fue acusado frente a un tribunal militar israelí de violar a una niña de 7 años.

El palestino trabajaba en la limpieza de una escuela en una de las comunidades israelíes en Cisjordania (Judea y Samaria) y fue seduciendo a la niña por varias semanas ofreciéndole dulces.

Según la acusación, uno de los días el palestino le pidió a la niña que lo acompañara a una de las casas en el pueblo. Ella se negó y en respuesta él la jaló a la fuerza hacia la casa y no la soltó incluso mientras ella lloraba. Al llegar a la casa, habían ahí otros dos amigos de él y le quitaron la ropa.

La acusación detalla que después de esto, el acusado violó a la pequeña niña en uno de los cuartos de la casa y luego del acto botó su ropa interior y mandó a la niña a regresar a su casa.

El hombre fue acusado de violación en circunstancias agravantes, secuestro y ataque. La policía no considera que el ataque haya sido con un trasfondo nacionalista.

La niña reconoció al acusado de violación e incluso identificó la casa donde este trabajaba. Los dos acompañantes aún no han sido atrapados.

El líder del partido Yisrael Beitenu, Avigdor Liberman, comentó que para él "esto no es pedofilia sino terrorismo puro e incluso de los actos terroristas más graves que escuché". Liberman dijo que "este es exactamente uno de los casos en los que no dudaría y exigiría al tribunal que le sentencien pena de muerte al terrorista".

Por su parte el líder de la Unión de Partidos de Derecha, Rafi Peretz, escribió en su cuenta de Twitter: "Los oídos se queman y el corazón se rompe en pedazos  al escuchar el caso incomprensible de la violación de una niña de 7 años. El criminal que hizo este acto no tiene derecho a vivir en este mundo, ni él ni cualquiera que lo haya ayudado".