Un final feliz en el desalojo de las bombas

Post thumbnail
Esta semana, se desarrolló una operación compleja para limpiar y despejar bombas a cargo del departamento de Ingeniería y la Fuerza Aérea. Los artefactos explosivos fueron lanzados hace varios años, desde el oeste del puente del río Lachish.

Las mismas se prolongaron hasta altas horas de la noche.

Esta singular operación constó de 2 etapas, gestionadas y acompañadas por el jefe de las áreas industriales, el Sr. Ephraim Benov.

La operación como se mencionó anteriormente se llevó a cabo en dos etapas:

La primera fase tuvo lugar la semana pasada, acompañada y supervisada por Ephraim Benov y un experto de la policía israelí del sector Sur, Asistiendo al equipo encargando. revisando y preparó las bombas para su evacuación cada una fue marcada de manera especial.

La segunda fase tuvo lugar esta semana cuando las bombas fueron recolectadas y retiradas del área.

Ephraim Benov quiere destacar y enfatizar que en todos los años que las bombas estuvieron en el suelo no fueron peligrosas ni radioactivas. Dejando fuera de peligro a las personas y al medio-ambiente porque se sabía que se trataba de bombas anárquicas. Que son utilizadas como bombas falsas. Esta es la razón por la cual la evacuación se ha retrasado durante tanto tiempo.

En la operación se removieron 38 bombas de varios tamaños participando varios cuerpos militares y de seguridad: la Unidad de Eliminación de Bombas, la Unidad Yahalom-Diamante, la División de Armamentos de la Fuerza Aérea.

La fuerza policial de Israel del municipio de Ashdod con su brigada anti explosivos, el municipio de Ashdod, el jefe del departamento de seguridad municipal y su asistente Gabi Aish.