Turquía intensifica en el quinto día su ofensiva contra el norte de Siria

Post thumbnailRebledes sirios apoyados por Turquía cerca de la ciudad siria de Tal Abiad Foto: REUTERS/Khalil Ashawi
El ejército turco intensificó la pasada noche su operativo en el norte de Siria, sobre todo en las cercanías de la estratégica ciudad sirio-kurda de Ras al Ain, que asegura haber tomado.

La prensa local informa este domingo de más actividades de la fuerza aérea turca sobre la cercana ciudad fronteriza de Akçakale, donde el ejército ha reforzado su presencia con un nuevo convoy de tanques y de otro material pesado.

El fuego de artillería turco continuaba a primera hora de la mañana, sobre todo desde esa ciudad, situada a pocos cientos de metros de la frontera siria.

Un indicio de que el ejército turco espera más combates en la zona es que las autoridades de varias ciudades fronterizas han decretado el cierre de los colegios durante al menos tres días a partir de mañana, lunes.

En respuesta a los ataques del ejército turco, unos 300 proyectiles de las milicias sirio-kurdas YPG han caído hasta ahora en diferentes puntos del sur de Turquía, causando 18 muertos y un centenar de heridos, todos civiles.

Además, han muerto hasta ahora cuatro soldados turcos, a cuyos entierros han asistido decenas de miles de personas.

El Gobierno turco aseguró este domingo que durante su ofensiva en el norte de Siria, iniciada el pasado miércoles, ha "neutralizado" (es decir, abatido, detenido o herido) a 480 combatientes de las milicias sirio-kurdas YPG.

"Los operativos en el marco de la ofensiva 'Fuente de Paz' continuaron durante la noche con éxito, con apoyo de fuego desde la tierra y el aire, incluyendo drones", señaló el Ministerio de Defensa turco en un comunicado.

Turquía, que entra hoy en el quinto día de la ofensiva, enfrenta cada vez más críticas desde el exterior, tanto de sus socios occidentales en la OTAN como de la Liga Árabe.

Francia y Alemania anunciaron que dejarán de vender armamento a Turquía mientras continúe el operativo, calificado por la Liga Árabe como una "invasión" de un país soberano árabe.

Decenas de miles de personas, en su mayoría kurdos, han huido hasta ahora de sus casas ante el avance de las tropas turcas.

Por otra parte, el Gobierno de Turquía informó hoy de que el presidente Recep Tayyip Erdogan habló anoche con el primer ministro británico, Boris Johnson, para explicarle los objetivos del operativo.

Según la prensa turca, el líder británico le expresó "la fuerte preocupación del Reino Unido sobre el operativo militar turco".

La oficina de prensa de la presidencia turca indicó que Erdogan le respondió a Johnson que "el operativo continuará hasta que las amenazas de las YPG y del Estado Islámico hayan sido eliminadas por completo en el norte de Siria".

Asimismo, el mandatario islamista turco insistió en su idea de "proveer a los sirios (refugiados en Turquía) un retorno voluntario y seguro a sus tierras".

En el marco de "Fuente de Paz", Turquía pretende preparar el terreno para asentar en la zona que controlen sus fuerzas en el norte de Siria hasta dos millones de los 3,6 millones de refugiados que acoge en estos momentos.

Los críticos del Gobierno turco alegan, sin embargo, que un traslado de población árabe siria cambiaría la demografía en esa región, habitada en gran medida por kurdos. EFE