Trump reprocha los comentarios de Rashida Tlaib acerca del Holocausto

Post thumbnailDonald Trump Foto: Casa Blanca
De manera aparentemente condescendiente y en una finta de presunta identificación con el asesinato sistemático de seis millones de judíos, la congresista norteamericana Rashida Tlaib pretendió lamentarse por el Holocausto y, sin embargo, atribuyó a los palestinos un protagonismo inexistente cuando comentó que “amaba” el hecho de que el refugio seguro que el pueblo judío alcanzó en Israel luego del Holocausto se logró gracias al gran sacrificio impuesto a los palestinos, tal como lo publicó el podcast "Skullduggery" de Yahoo News, transmitido la semana pasada.

En la transcripción suministrada por su oficina, se puede leer lo que Tlaib comentó: "Cuando pienso en el Holocausto y la tragedia del Holocausto y en el hecho de que fueron mis ancestros, los palestinos, quienes perdieron sus tierras y algunos perdieron sus vidas, sus medios de vida, su dignidad humana, su existencia en muchos aspectos borrados… todo en nombre de tratar de crear un refugio seguro para los judíos luego del Holocausto, luego de la tragedia y la horrible persecución de los judíos en todo el mundo en ese momento. Y amo el hecho de que fueron mis antepasados los que proporcionaron eso, ¿verdad?… Pero lo hicieron de una manera que les quitó su dignidad humana y que les fue impuesta", agregó: “viene de un lugar de amor, por la igualdad y la justicia", además de aclarar que ella quiere "un refugio seguro" para los judíos.

La congresista Tlaib, de origen palestino y opositora a ultranza de Donald Trump (y por extensión de todas sus políticas), y a quien llegó a insultar públicamente, es bien conocida por su sostenida retórica anti Israel, por lo que sus comentarios fueron tomados con pinzas por algunas personalidades, analizados y desenmascarados, produciendo una andanada de críticas que comenzaron con las del presidente Trump, quien los calificó de “horribles y altamente insensibles”, agregando también que "ella obviamente tiene un tremendo odio a Israel y al pueblo judío".

Por su parte, el líder de la minoría de la Cámara, Steve Scalise y la representante Liz Cheney criticaron igualmente a Tlaib por sus comentarios, mientras que Cheney solicitó castigarla a los demócratas de la Cámara.

Tal como ha hecho repetidamente Ilhan Omar, la otra congresista musulmana que ha aprovechado su exposición en los medios para mostrar una ambigua pero antisemita faceta, Tlaib se defendió alegando que las críticas en su contra se hacían motivadas por sentimientos anti musulmanes, discriminatorios, raciales y hasta misóginos.

Alegó que sus comentarios fueron sacados de contexto y se les endosó una significado errado. A la ronda de defensa de Tlaib se unieron el inevitable activista neoyorkino Anthony Torres, además del congresista Bernie Sanders, judío republicano, automático opositor a Trump e Israel, que recurrió a argumentos de calibre misógino de “ataques contra las mujeres musulmanas en el Congreso”.