Trump presentará su plan de paz para O. Medio tras las elecciones en Israel

Post thumbnailBenjamín Netanyahu y Jason Greenblatt Foto: Matty Stern Embajada de EE.UU. en Jerusalén vía Flickr CC BY 2.0
El presidente de EE.UU., Donald Trump, presentará su plan de paz para poner fin al conflicto palestino-israelí después de las elecciones generales del próximo 17 de septiembre en Israel, anunció en Twitter el enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt.

"Hemos decidido que no daremos a conocer la visión de paz (o partes de ella) antes de las elecciones de Israel", afirmó Greenblatt en la red social.

Sus declaraciones suponen un cambio de rumbo con respecto a los plazos que se había marcado Trump, quien el lunes en declaraciones a la prensa dijo que revelaría su plan antes de los comicios.

"No se producirá un trato antes de las elecciones, creo que no. Pero creo que podrán ver cuál es el acuerdo antes de las elecciones", dijo el mandatario durante unas breves declaraciones junto con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, con el que se reunió al margen de la cumbre del G7 en Biarritz (Francia).

Los comicios generales en Israel serán los segundos en lo que va de año después de que el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, fracasara este pasado mayo en su intento de formar una coalición gubernamental y se disolviera la Knéset (Parlamento israelí).

El yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, lleva casi dos años preparando un plan de paz entre israelíes y palestinos.

Se espera que el plan de Kushner aborde los temas más espinosos en el conflicto, incluido el establecimiento de fronteras, pero su futuro es incierto, porque los palestinos se han negado a negociar con EE.UU. después de su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel en 2017.

De momento, lo único que la Casa Blanca ha desvelado es la parte económica del plan y, en junio, buscó el apoyo de los líderes de Oriente Medio durante una conferencia en Bahréin.

El conocido como "Acuerdo del Siglo" contempla una "lluvia" de 50.000 millones de dólares -pendientes de recaudar- en los próximos diez años para 179 proyectos de inversión tanto en la Autoridad Palestina, como en Jordania, Egipto y el Líbano, así como la creación de un millón de puestos de trabajo.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha calificado como "espejismo" esa parte del plan e insiste en la necesidad de abordar, lo que dice que son, las causas y momentos del conflicto. EFE y Aurora