Tribunal israelí condena a la Autoridad Palestina por atentados terroristas durante la Segunda Intifada

Post thumbnailAtaque suicida contra un autobús en 2003 en Haifa Foto: B. Zeleznik Wikimedia Dominio Público
Un tribunal de Jerusalén condenó hoy a la Autoridad Palestina (AP) como responsable de al menos diecisiete atentados contra israelíes que se cometieron durante la Segunda Intifida (2000-2005) y en los que fueron asesinados una treintena de ciudadanos.

La sentencia considera que la AP, que encabeza Mahmud Abbás y que gobierna en Cisjordania, fue responsable, junto a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), de los 17 coches bombas y atentados suicidas, en tres dimensiones: ideológica, financiera y práctica.

En las conclusiones, el juez considera que ambos organismos, encabezados en aquel entonces por Yasser Arafat, prepararon "una infraestructura terrorista bien organizada para llevar a cabo ataques contra Israel".

Además, califica su ideología como "terrorista" y señala a sus autoridades por elogiar la Intifada y denominarla "bendita".

La condena resalta que actualmente hay calles, plazas y equipos de fútbol que llevan el nombre de autores de atentados terroristas que terminaron con la vida judíos e israelíes.

Además, el tribunal considera que la AP tiene responsabilidades por haber pagado a familiares de terroristas muertos y a presos y reconocerles como "mártires".

Los familiares denunciantes exigieron un pago de mil millones de shekels (248 millones de euros), aunque la Justicia todavía tiene que determinar el monto.

"Se trata de una victoria histórica. El tribunal hizo hoy justicia. El objetivo de los palestinos era asesinar a los judíos en Israel y lo pagarán caro", declaró Nitzana Darshan Leitner, presidente de Shurat HaDin, la ONG representante de 150 heridos y familiares de los 35 asesinados en esos 17 atentados -perpetrados entre 2000 y 2002 y uno en 1996- que presentó una querella por cada uno de los ataques en este proceso judicial.

Darshan valoró que se haya fallado a favor de las familias pese a que la AP había alegado que la Intifada fue "una operación de las bases".

Algunos de los casos juzgados son el coche bomba que estalló en el cruce de Megido en 2002 y asesinó a diecisiete personas, y el ataque con explosivos detonados por terroristas suicidas en 2001 en el centro de Jerusalén, que dejó once víctimas mortales. EFE y Aurora