Tomer Tal y su mensaje culinario diferente en “George y John”

Post thumbnailEl chef Tomer Tal
Hace pocos meses en el hotel Drisco el Chef Tomer Tal abrió el restaurante “George y John”, ubicado en la “Colonia estadounidense” que es la frontera de Tel Aviv y Iafo. Un local con un menú que ofrece su propia interpretación de lo que podemos llamar “la culinaria israelí”.

Una especie de fusión de muchas culturas y sitios del mundo, tal como corresponde a un país al que llegaron inmigrantes y crearon un estilo exclusivo y por cierto muy interesante. George y John eran hermanos que llegaron de América y son los que abrieron el hotel que hospeda al restaurante y tiene su propia historia, fundado hace 150 años en un edificio con características de conservación.

Khety Tzipin


El Drisco Tel Aviv está ubicado en dos edificios históricos, originalmente construidos en 1866, uno fue el primer hotel de lujo construido fuera de las puertas de Iafo, llamado el Hotel Jerusalén. Los edificios fueron declarados por la ciudad de Tel Aviv como “edificios de patrimonio nacional”

Pulpo con hierbas y yogur


Todo ello y la cercanía de este local al mar sirvieron de inspiración a Tomer para convertir este local en un restaurante con mensaje gastronómico realmente diferente,  a través de un menú donde todo es muy fresco y muy original, con platos que son exclusivos y no recurren a la cocina común. En una entrevista nos cuenta que ya hace más de 12 años que llegó a Tel Aviv desde el sur del país, atraído por la idea de ingresar en la vida culinaria de esta ciudad “porqué aquí ocurre lo más importante en este tema”.

Trabajó con los chefs más importantes y en varios de los restaurantes destacados de la ciudad.  A través de estas experiencias decidió que debía abrir un local que hablara su propio idioma, un lenguaje relacionado con la cultura local.

Rincón del local


De su menú le gusta todo, pero el plato que es la gran sensación es el Pulpo preparado en forma muy poco común, con hierbas secas, yogur, berenjenas y trozos crocantes de ternera. Este junto a otros platos en los que se usa frutos de mar al estilo italiano, israelí y un toque de persa.

Platos exclusivos


Todo muy fresco por la cercanía al mar. El local es muy agradable y con una decoración muy estilizada, tiene capacidad para 50 comensales, y en la terraza balcón exterior otros 35. Está abierto de domingo a jueves por las tardes y el viernes ofrece un apetitoso “brunch” de 8 a 15hs

 

Rincones íntimos


Kethy Tzipin, que administra, el local nos cuenta que buscaban a alguien que supiera atender el restaurante y finalmente descubrieron ella y Tomer que hablaban el mismo idioma en cuanto a asuntos culinarios. Ella aporta la mucha experiencia por sus estudios sobre vinos y productos. Nos explica que el hecho de que el restaurante se halla dentro de un hotel es novedoso. Agrega, “por un lado es un hogar grande que te cuida, pero por otro, es un hogar que exige y compromete en el que hay que cuidar sus normas. El hotel de 46 habitaciones es histórico también porque acogió a huéspedes importantes como el legendario escritor Mark Twain.  Es difícil encontrar un local así, que aún conserva su historia.”