Theresa May a Netanyahu: estamos comprometidos con la solución de dos estados

Post thumbnailFoto: Kobi Gideon GPO
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, instó a la aplicación de nuevas sanciones internacionales contra Irán durante su primer encuentro con su homóloga británica, Theresa May, en Londres.

Durante la aparición conjunta, antes de reunirse a puertas cerradas, May fue mayormente silenciosa con respecto a Irán, pero le afirmó a Netanyahu el compromiso de su país con la solución de dos estados para resolver el conflicto con los palestinos.

Netanyahu voló a Londres con la intención de promover un frente unido de Estados Unidos, Reino Unido e Israel contra Teherán, tras las nuevas pruebas de misiles balísticos realizadas por República Islámica, y puntualizó que todas las “naciones responsables” deben apoyar nuevas sanciones, retrotrayendo esencialmente el acuerdo nuclear.

“Irán busca aniquilar a Israel. Lo dice abiertamente. Busca conquistar el Oriente Medio. Amenaza a Europa, a Occidente y al mundo”, subrayó el primer ministro.

“Le doy la bienvenida a la insistencia del presidente Trump de nuevas sanciones contra Irán. Pienso que otros países deberían seguirlo, y ciertamente las naciones responsables”, expresó Netanyahu, acusando a Irán de “provocación tras provocación”.

“Me gustaría hablar con usted de cómo podemos garantizar de que la agresión de Irán no pase sin respuesta”, manifestó Netanyahu a May.

La primera ministra británica dijo solamente que Irán y Siria estarán entre los tópicos que ambos tratarán, y en cambio se focalizó en tratar de alcanzar la paz entre Israel y los palestinos.

“Nosotros permanecemos comprometidos con la solución de dos estados como la mejor manera de traer paz para el futuro”, afirmó.

May también destacó el centenario de la Declaración Balfour, de 1917, en la cual el Ministerio de Exteriores británico sentó las bases para el desmantelamiento del Mandato Británico en Palestina y la creación allí de un Estado judío. Los palestinos se han focalizado recientemente en la Declaración Balfour; pero con el objetivo de tratar de deslegitimar a Israel.

Una portavoz de May recalcó que ambos líderes “hablarían de una variedad de cuestiones de seguridad e internacionales, incluyendo el proceso de paz de Oriente Medio”, y que la mandataria británica elevaría la preocupaciones de su país sobre “el continuo crecimiento de la actividad de asentamientos que socava la confianza”.

Netanyahu declaró que a pesar de que existen “desafíos”, Israel nunca renunciará a sus sueños de paz” con los palestinos.

“Quiero asegurarles que compartimos con ustedes los deseos de paz y nuestro sueño desde el primer día”, aseveró.

También mencionó el hecho de que tiene un cuadro de la época de la guerra del primer ministro británico Winston Churchill detrás de su escritorio en Jerusalén, junto al del visionario sionista Teodoro Herzl.