Testigo del Estado vuelve a Israel y es asesinado

Post thumbnailIlustración Foto: Policía de Israel
Basel Mustafa Assi, de 46 años, fue asesinado a balazos en su vehículo en el acceso a su ciudad natal de Kafr Bara. Fue trasladado de urgencia en estado crítico al Hospital Meir de Kfar Saba, donde se declaró su fallecimiento.

La policía abrió una investigación.

Assi era miembro de la banda mafiosa Hariri, hasta el año 2005, cuando fue detenido por extorsión. Por su propia iniciativa, se contactó con un oficial de Inteligencia de la Policía y firmó con un acuerdo convirtiéndose en testigo del Estado y sirviendo como agente encubierto a cambio de beneficios económicos y el cierre de varios casos delictivos en su contra.

Assi había ido a visitar a sus familiares en la localidad árabe israelí de Kafr Bara cuando fue asesinado. Los últimos años residió en la ciudad cisjordana de Qalqilya, tras vivir durante más de una década en Tailandia.

Gracias a su testimonio, quince miembros de la banda Hariri fueron condenados a prisión.

Según los reportes, Assi comenzó a colaborar con la policía tras sentirse traicionado por los líderes de la banda.

Paralelamente, un joven, de 25 años, domiciliado en la ciudad árabe israelí de Bakaa al Garbiyeh, fue asesinado a balazos en un sitio en construcción  por desconocidos, que se dieron a la fuga. La policía inició una investigación.