Tecnología israelí seleccionada para salvar vidas de recién nacidos en África

Post thumbnailFoto: Pixabay
Un sensor del estado vital de los recién nacidos, desarrollado en Israel, ha sido seleccionado por la ONG Save the Children para sus programas en África.

El dispositivo EarlySense es un sensor que no necesita del contacto con el recién nacido y monitorea con precisión importantes signos vitales como la respiración, los latidos del corazón y movimientos del bebé. Su aplicación incluye a niños prematuros de hasta un kilo de peso.

En el África sub-sahariana, según datos de UNICEF, se estima que más de 1 millón de recién nacidos mueren cada año y según USAID estas muertes representan 34 eventos por cada mil niños nacidos.

El uso del sensor EarlySense tiene como misión lograr la detección temprana para lograr un tratamiento oportuno. Las pruebas en África comenzarán con sesiones de comparación de resultados frente a los medios tradicionales de monitoreo, luego se procederá a un ensayo de uso en el Hospital Maternidad Pumwani y, eventualmente, se destinará a un uso más extensivo en la región.

EarlySense es producto de la investigación de una compañía israelí fundada en 2004 dedicada a mejorar la calidad del cuidado de los pacientes. Sus dispositivos también tienen aplicación en pacientes adultos, en los que puede incluso detectar riesgos de escaras y ulceraciones producidas por inmovilidad, además de permitir que los pacientes puedan ser internados en instalaciones menos especializadas y costosas que los hospitales, como hogares de cuidado.

No es casual que EarlySense reciba el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates. Con más de un millón de pacientes atendidos y con toda la tecnología que ostenta, EarlySense recolecta un millón de veces más data que los sistemas tradicionales, por lo que algunos especialistas consienten en calificarlo como “el Google de los signos vitales”. Mientras los sistemas tradicionales logran monitorear al paciente cada seis horas, EarlySense lo hace cien veces por minuto.

Los promotores de EarlySense esperan que el dispositivo cambie el paradigma de la atención al paciente que debe ser monitoreado constantemente, como aquellos con problemas cardíacos y respiratorios crónicos.