“Susya Hakduma” antigua ciudad hebrea milenaria y muy conservada

Post thumbnailRestos de la  Antigua Sinagoga
Durante todo el año pero en especial los días de la fiesta de colección de cerezas de la Franja Yatir que se celebra a fines del mes de mayo, es obligación acercarse a la ciudad bíblica “Susya Hakduma”, una de las ciudades hebreas antiguas más grandes, y aparentemente la única en el mundo que ha sido conservada entera.

Entrada a la ciudad


Sobre la misma nos cuentan que hace quizás unos 2000 años, en la ruta que seguían las caravanas se levantó una ciudad judía, rodeada de  misterio y cuyo nombre no figura en las escrituras, a pesar de que contaba con una población de miles de habitantes, la mayoría  prefería vivir en hogares de cavernas engravadas en la piedra. Construyeron una enorme sinagoga con altar de mármol y grandes mosaicos en el suelo.

http://atarsusya.co.il/

Nahshon Afik dramatiza la época


Nahshon Afik de “Tocar la  Tierra”, es un guía especializado en paseos por toda la región, también en español. Nos explica que los vestigios muy bien conservados  demuestran que se trata de una ciudad meticulosamente planificada, con una zona residencial construida alrededor del área pública central, tres calles principales que llevaban desde el portón de entrada  hacia la sinagoga, rodeada de talleres de  artesanos, negocios y un mercado. Un complicado sistema de cisternas, baños y canales de desagüe, aprovechaban cada gota de agua caída en esta zona árida.

La cueva del alfarero


En Susya se vivió de acuerdo a las leyes de la Torá, según se refleja todavía hoy en la sinagoga, levantada en la cima de un monte, que es el sitio más alto de la ciudad y está sostenida por pilares hermosamente grabados. La leyenda de Susya se remonta en el pasado  desde los días del Primer Templo, a través de las conquistas persas y griegas, pasando por el imperio romano, el dominio cristiano bizantino y el islámico. La ciudad fue abandonada hace unos 1500 años, y desde  entonces poco ha cambiado.

Filme “el secreto de Susya”


Se puede realizar paseos guiados descubriendo restos de edificios, baños rituales y cementerios, túneles de escape,  adornos y símbolos judíos de piedra y mosaico, y  la sinagoga magnífica. Se puede pasear por la calle  principal y apreciar unas docenas de hogares cavernas, cientos de  baños,  la prensa que elabora el aceite de oliva; la sala municipal  donde estaban los siete ancianos que cuidaban las leyes, el mercado.

Parte del Templo


Sugerimos visitar también la “Cueva del alfarero” un taller de artesanías, donde el turista se encuentra con un “alfarero de aquella época” en plena labor creativa, y recibir una explicación detallada de las leyes que gobernaban, el valor sabático, los servicios públicos y otros detalles históricos. El recorrido abierto todo el año, excepto los sábados y días festivos judíos.

Hay un filme video muy interesante que se proyecta en una cueva auténtica de la época: “El secreto de Susya”, y significa una aventura más dentro de la visita. Más datos www.atarsusya.co.il