Startup israelí es aprobada en Estados Unidos para detectar Covid-19 en escaneos

Post thumbnailFoto: Pixabay
Aidoc, la startup israelí que desarrolló un software que analiza imágenes médicas, anunció que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) ha permitido el uso de sus algoritmos para detectar hallazgos asociados con COVID-19.

La solución de Aidoc puede detectar y ayudar a priorizar los hallazgos incidentales en tomografías computarizadas asociados con COVID-19 en cualquier estudio de CT que contenga el pulmón o parte del pulmón, por ejemplo, tórax, abdomen o columna cervical, indicaron desde la compañía.

La prioridad de estos hallazgos incidentales puede ayudar a controlar los efectos adversos de COVID-19 al proporcionar información complementaria que puede promover una evaluación adicional del paciente.

“En nuestra experiencia, no es inusual que el radiólogo sea el primero en diagnosticar la enfermedad COVID-19 en pacientes, especialmente cuando la enfermedad es clínicamente insospechada. El brote de la pandemia de COVID-19 puede ocurrir en ondas y, en caso de que ocurran, será cada vez más importante identificar los hallazgos de imágenes que sugieran COVID-19 en una variedad de entornos clínicos", dijo el Dr. Paul Chang, vicepresidente de radiología informática en la Universidad de Chicago Medicine, en un comunicado.

"La capacidad de Aidoc para detectar y clasificar pacientes con hallazgos incidentales asociados con COVID-19 actúa como otra capa de protección ya que la enfermedad puede continuar circulando en los próximos meses", expresó el Dr. Chang.

La empresa fundada en 2016 y con sede en Tel Aviv desarrolla un software de imagen médica de Inteligencia Artificial de cuerpo completo diseñado para detectar anomalías críticas para radiólogos, a través del aprendizaje profundo y algoritmos. Las exploraciones médicas se analizan rápidamente colaborando en la pronta atención a los pacientes.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA aprobó la tecnología desarrollada por la startup de imágenes médicas para una serie de soluciones: señalar accidentes cerebrovasculares, fracturas de columna, embolia pulmonar (EP) en escáneres de tórax y hemorragias cerebrales.

Las soluciones de la compañía son de uso clínico en más de 300 centros médicos líderes en todo el mundo.