Sorpresas y culinaria en el Centro del Patrimonio Judío de Babilonia

Post thumbnailEntrada al Museo
Con motivo de la festividad de Tishrei, el Centro de Patrimonio Judío de Babilonia llevará a cabo un taller especial de cocina que incluye guisos tradicionales y productos horneados utilizados para prepararlos para las fiestas judías en Irak.

Aliza Dayan presenta el Museo


Entre los alimentos que se prepararán en el taller: “Angrai” estofado de berenjenas y bocadillo “Baba” pasteles de dátiles rellenos de carne. En el taller dirigido por Gila Levy, experta en talleres de cocina para preservar la herencia judía de Babilonia a través de la comida, junto a las recetas se podrán escuchar interesantes historias sobre la rica cultura de la comunidad judía en Babilonia.

Callejón judío en Bagdad


El Centro de Herencia Judía de Babilonia se estableció en 1973 para preservar la historia de la comunidad judía en Irak y asegurar que siga siendo parte de la narrativa futura de la nación judía.

Con este fin, el Centro fomenta la investigación, preservación y publicación de la cultura y el folclore de los judíos iraquíes. Adyacente al Centro se encuentra el Museo de la judería babilónica, abierto al público en 1988 y que exhibe capítulos de la historia de la judería babilónica a lo largo de las generaciones por más de 2.600 años. Es muy importante la visita a este complejo pues en el mismo se pueden encontrar exposiciones e instalaciones que cubren varios campos de interés. Recomendamos visitar esta institución que es una verdadera caja de inolvidables sorpresas.

Profesor Zedaka y la guía Ayelet


Cada visitante puede conectarse en este museo con diferentes temas, culturales, históricos, artísticos, judaicos y mucho más pues en una visita al museo revelará las diferentes áreas del mismo que incluyen, entre otras cosas, reconstrucciones de un callejón del barrio judío, una sinagoga antigua y el interior de un hogar judío típico que complementa la experiencia única.

La Gran Sinagoga


El año que viene se celebran los 70 años de la inmigración de los judíos de Irak, y ello servirá de marco para festejos en los que se integrará también la nueva generación. Se invitará a personalidades de ese origen tales como Shlomo Hillel y el escritor Eli Amir. Aliza destaca el hecho de que en su programación el Centro tienen la prioridad de atraer cuanta más audiencia de la nueva generación y organizan atractivos eventos adecuados a cualquier edad.

Judaica


La directora del Centro, Aliza Dayan Hamama declara:: “El centro promueve diversas actividades destinadas a conectar a la audiencia israelí en todos sus sentidos con la gloriosa herencia de la judería de Babilonia de una manera divertida y muy entretenida. Uno de los ejemplos más destacados de esto son los talleres de cocina en los que, además de aprender a preparar, comer y recibir recetas, los participantes aprenden sobre la tradición y las costumbres y están expuestos a esta fascinante herencia”.

Un hogar judío en Irak


Instrumentos musicales


El presidente del centro, Prof. Efraín Tzadka declara “El Centro atrae a miles de visitantes cada año que descubren la historia y la cultura de los judíos de Babilonia y están expuestos a sus tesoros únicos.

Carpa de inmigrantes


Cada año, ampliamos el museo y abrimos nuevas exhibiciones con la ayuda de amigos y simpatizantes del museo en Israel y en todo el mundo. Todavía hay mucho trabajo por delante. Hay una gran sala que es como una caja fuerte que contiene un patrimonio valioso y elementos históricos que aún esperan que el museo se expanda para que podamos incorporarlos en nuevas exhibiciones”.