Siria: al menos 55 muertos en choques entre las fuerzas del régimen y rebeldes

Post thumbnailRebelde apunta un misil antintanque contra una posición del Gobierno sirio Foto: Qasioun News Agency Youtube Wikimedia CC BY 3.0
Al menos 55 personas han muerto en enfrentamientos aún en marcha entre las fuerzas gubernamentales y combatientes opositores, tras un ataque de las facciones rebeldes contra posiciones de las tropas sirias en la provincia de Hama, en el norte del país.

Facciones islamistas y grupos jihadistas lanzaron anoche una ofensiva desde cinco puntos distintos contra efectivos gubernamentales y milicias aliadas en el pueblo de Alhamamiyat, del que lograron tomar el control, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

"Las facciones jihadistas lograron avanzar obligando a las fuerzas del régimen a replegarse en Alhamamiyat y los combates están en su punto álgido dentro del pueblo", explicó la organización en un comunicado.

Según la ONG, con sede en el Reino Unido y una amplia red de colaboradores sobre el terreno, aviones de combate del régimen y Rusia están bombardeando "intensivamente" Alhamamiyat desde la madrugada para tratar de recuperar el territorio perdido.

En los choques, que se prolongan ya durante casi 12 horas, perecieron 32 efectivos progubernamentales y 24 combatientes opositores, entre ellos 14 jihadistas.

Una fuente militar confirmó que el Ejército sirio abandonó sus posiciones en el pueblo tras la ofensiva y aseguró que los posteriores enfrentamientos han causado "decenas" de bajas, si bien no pudo especificar un balance concreto.

Sin embargo, insistió en que la situación está "muy mal" en la zona.

El Ejército sirio y sus aliados han intensificado desde finales de abril su campaña en el norte de Hama y el sur de Idlib, donde todavía tienen presencia los grupos armados opositores, y la violencia ha causado más de medio millar de muertos civiles, según el Observatorio.

La provincia de Idlib (noroeste) está controlada en gran parte por la ex filial siria de Al Qaeda y otros grupos islamistas opositores a Damasco. EFE