Sara Netanyahu firmó un acuerdo con la Fiscalía en un caso de catering, deberá pagar 15 mil dólares

Post thumbnailBenjamín y Sara Netanyahu Foto: Amos Ben Gershom GPO
Sara Netanyahu, la esposa del primer ministro, firmó un acuerdo con la Fiscalía del Estado en un caso sobre el supuesto empleo ilegal de un servicio de catering en la Residencia del Primer Ministro.

El acuerdo, que será presentado hoy al Tribunal de la Magistratura de Jerusalén, permite a Sara Netanyahu evitar una condena por fraude; pero a cambio la esposa del mandatario admite un cargo menor. Sara Netanyahu deberá regresar a las arcas del Estado 45 mil shekels, y pagar 10 mil shékels de multa, o sea un total de  55 mil shekels (15.210 dólares).

Hace un año, Sara Netanyahu y el ex encargado de la Residencia del Primer Ministro, Ezra Saidoff, fueron condenados por fraude y abuso de confianza por gastar 100 mil dólares de las arcas públicas para la contratación de catering privados cuando había un chef de tiempo completo en el lugar.

El reglamento de la Residencia no permite ordenar comida si el chef está presente. Netanyahu y Saidoff falsearon la ausencia del chef entre septiembre de 2010 y marzo de 2013 para reclamar al Estado el pago de las comidas.

En el acuerdo con la Fiscalía, Saidoff y Netanyahu admitieron el delito menor de aventajarse abusivamente de un error.

Saidoff acordó pagar 10 mil shekel (2.765 dólares) y  recibió una condena en suspenso.

El fiscal general Avichai Mandelblit quería desde un principio evitar el juicio y esbozó una propuesta de acuerdo para Netanyahu incluso antes de anunciarse los cargos. Pero la propuesta de acuerdo no prosperó.