Rutte pide perdón por la acción del Gobierno holandés en la persecución a los judíos

Post thumbnailMark Rutte Foto archivo: REUTERS/Piroschka van de Wouw
El primer ministro holandés, Mark Rutte, pidió disculpas, en nombre del Gobierno, por la actitud de las autoridades del país ante la persecución de judíos que tuvo lugar en Holanda durante la ocupación nazi en la Segunda Guerra Mundial, algo que ningún Ejecutivo holandés había hecho hasta ahora.

"Con los últimos sobrevivientes aún entre nosotros, pido hoy disculpas en nombre del Gobierno por las acciones del Gobierno entonces. Lo hago sabiendo que ninguna palabra puede contener algo tan grande y horroroso como el Holocausto", dijo Rutte durante la celebración del Día de la Memoria del Holocausto en Ámsterdam.

El primer ministro holandés señaló que las autoridades fracasaron a la hora de proteger a sus propios ciudadanos y como "guardianes de la ley y la seguridad".

"Demasiados funcionarios holandeses llevaron a cabo lo que el ocupante les pidió. Y las consecuencias amargas de los registros y deportaciones no fueron reconocidos a tiempo ni de forma suficiente", añadió Rutte, quien alabó no obstante a aquellos que sí se negaron a obedecer a los mandos nazis.

"En total, se hizo poco. Poca protección, poca ayuda, poco reconocimiento", dijo el primer ministro, según la declaración recogida por la televisión pública NOS.

Es la primera vez que el Gobierno holandés pide disculpas por la actitud de las autoridades en la persecución de los judíos que se produjo mientras Holanda estuvo ocupada, entre 1940 y 1945, pese a que hace años que existe el debate sobre la necesidad de una disculpa oficial.

En el año 2000 el Gobierno del entonces primer ministro holandés, Wim Kok, pidió perdón por el frío recibimiento que se dispensó a los sobrevivientes de los campos de concentración a su regreso al país, pero no hubo una disculpa en general por la actuación gubernamental de la época.

Holanda fue invadida por la Alemania nazi en mayo de 1940 y estuvo ocupada hasta mayo de 1945, una época en la que se persiguió, deportó y asesinó a miles de judíos en el país.

En total se calcula que 102.000 judíos, las tres cuartas partes de la comunidad judía en Holanda, fueron asesinados durante la Segunda Guerra Mundial. EFE y Aurora