Rivlin encarga a Netanyahu formar el próximo gobierno de Israel

Post thumbnailFoto: Amos Ben Gershom / GPO
El presidente de Israel, Reuven Rivlin, anunció este miércoles su decisión de encargar al actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, la formación del próximo gobierno.

Tras completar una ronda de consultas con los diferentes partidos, Rivlin destacó que "no hay los 61 votos suficientes para formar gobierno ni para el primer ministro Netanyahu ni para el ex comandante del ejército Benny Gantz", pero argumentó que la decisión de dar a Netanyahu esta tarea se basa en la posibilidad que tiene de formar gobierno, que considera más alta que la del ex comandante del ejército.

Rivlin explicó que "55 diputados apoyaron al primer ministro y 54 diputados apoyaron a Benny Gantz, de los cuales 10 dijeron que no se sentarían con Gantz en el gobierno, mientras que todos los que apoyaron a Netanyahu dijeron que se sentarían en su gobierno, por lo cual la posibilidad de que el actual primer ministro forme gobierno es más alta en este momento".

Sin embargo, el presidente de Israel enfatizó que, a pesar de la decisión, ambos candidatos tienen responsabilidad de que se forme un gobierno y no se vaya a nuevas elecciones en el país.

El presidente destacó que "en una cosa acuerdan la mayoría de los israelíes: no queremos unas terceras elecciones" y dijo a Netanyahu que tiene una gran responsabilidad de ocuparse de que así sea.

Netanyahu tendrá ahora 28 días para conseguir 61 diputados que apoyen la formación de un nuevo gobierno encabezado por él.

La decisión de Rivlin fue anunciada después de una reunión entre Netanyahu y Gantz en la residencia del presidente, en la que habrían continuado sus conversaciones para evaluar la posibilidad de formar un gobierno de unidad.

Por su parte, Netanyahu aceptó la encomienda de Rivlin, destacó que no cree que pueda formar gobierno si no es en conjunto con Gantz y reiteró que la situación del país exige la formación de un gobierno de unidad.

El actual mandatario dijo que es necesario un gobierno de unidad, entre otras cosas, ante la inminente amenaza iraní que "exige la unidad del pueblo". Además, destacó que tras las últimas dos campañas electorales, es importante liderar un proceso de reconciliación en la sociedad israelí.