Reportes desde Siria: misiles lanzados desde aviones israelíes caen en una base militar

Post thumbnailAviones de combate F-15I Raam israelíes Foto: Kevin J. Gruenwald USAF Wikimedia Dominio Público
Los medios de comunicación estatales sirios anunciaron que las defensas antiaéreas fueron activadas el sábado por la noche a raíz de objetos extraños que ingresaron al espacio aéreo sirio desde el territorio de Israel. Se trata del segundo reporte de este tipo en menos de 24 horas. El canal libanés Al Mayadeen, vinculado a Hezbollah, citó fuentes de la zona de Quneitra, indicando que las baterías antiaéreas actuaron en esa área, en las cercanías de la frontera con Israel.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que aviones israelíes que sobrevolaron los Altos del Golán dispararon misiles contra objetivos en el suroeste de Siria. El Observatorio añade que uno de los misiles fue interceptado por la defensa antiaérea y al menos dos misiles cayeron sobre la 90° Brigada del Ejército sirio en la zona de Quneitra.

El día viernes por la noche, la agencia oficial de noticias siria SANA anunció que las baterías antiaéreas interceptaron “objetos luminosos” que fueron lanzados desde Israel.

El sitio web libanés de noticias Elnashra informó que las fuentes sirias dijeron que “los objetos luminosos que se observaron eran aviones no tripulados (drones) israelíes que fueron derribados tras ingresar en el territorio sirio desde el área de Quneitra”. Una fuente militar siria manifestó que “nuestros sistemas antiaéreos estaban monitoreando objetivos hostiles que provenían desde Quneitra y los interceptaron”.

El último ataque en Siria, atribuido por fuentes extranjeras a Israel, ocurrió hace aproximadamente un mes. En aquella oportunidad se dijo que en el incidente se registraron muertos. El blanco era una instalación para el desarrollo de misiles de alcance medio, ubicado en el Centro Sirio de Investigación Científica (SERS), y pertenecía al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.  También fue atacado un campo de entrenamiento de la Guardia Revolucionaria y las milicias pro-iraníes  en Sheikh Ghadban.