Recuerdan 80 años del anuncio de las "leyes raciales" en Italia y piden no olvidar

Post thumbnailBenito Mussolini en Trieste Foto: www.institutoluce.it Wikimedia Dominio Público
Italia recuerda el aniversario de los 80 años del atronador discurso del dictador Benito Mussolini en el que anunciaba la promulgación de las leyes raciales, una serie de decretos con los que se persiguió a los judíos, y varias voces pidieron que no se olvide esta página oscura.
Ante 150.000 personas en un balcón del ayuntamiento en la plaza de la Unidad en Trieste (noreste), Mussolini habló a las masas del "problema racial" y de la adopción de "soluciones necesarias".
Este "racismo mussoliniano" fue el inicio de toda una política de persecución que derivó del "Manifiesto de la Raza", publicado el 14 de julio de 1938 por algunos científicos y en el que algunos consideran que colaboró el mismo Mussolini.
"Fue el inicio de una persecución de tantos inocentes. A los 80 años de lo sucedido tenemos que guardar en nuestra memoria esta herida. Recordar para no olvidar", escribió el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en Twitter.
El líder del opositor y progresista Partido Demócrata (PD), Maurizio Martina, afirmó que "no se puede olvidar las tragedias de aquellos años" sobre todo en esta época "en la que muy a menudo se olvida lo que sucedió".
Martina visitó Trieste donde se han realizado varias iniciativas para recordar esta fecha ya que esta ciudad fue elegida por el fascismo para aplicar los primeros decretos.
El primer decreto fue firmado por el 5 de septiembre por el rey de Italia, Víctor Manuel III, y con él se prohibía a los niños y jóvenes judíos acceder a la enseñanza, así como formar parte de cualquier tipo de asociación cultural o científica.
Siguieron cientos de decretos más que les negaba la ciudadanía, casarse con italianos, poseer empresas o tierras o ser empleados públicos.
Se les prohibió ser periodistas, escribanos (notarios) o revisores de cuentas y se les obligaba a estar inscritos a colegios profesionales y cerca 47.000 judíos italianos perdieron su trabajo.
6.807 judíos italianos fueron deportados a los campos de exterminio nazi de los que solo sobrevivieron 837. EFE