Príncipe de Mónaco instala en su palacio la máquina israelí que genera agua del aire

Post thumbnailFoto: Watergen
Hace algún tiempo que en Israel no es una sorpresa hablar de fabricar agua a partir del aire. La empresa israelí Watergen se encargó de hacer realidad este sueño que, irónicamente, trasnocha a comunidades y gobiernos en un planeta que amenaza ser escenario de guerras por este preciado recurso.

Con el desarrollo de su generador móvil de agua GEN-350 se logra producir, con tan solo el consumo de aire y electricidad, hasta 900 litros de agua al día. Es fácil imaginarse las ventajas de un recurso como este puesto a la orden por Watergen, además del positivo impacto ambiental de evitar el uso de recipientes desechables que alcanza cifras astronómicas de miles de millones de botellas cada año, además de un largo etcétera de otros motivos para usar esta novedosa tecnología israelí.

Dadas sus inclinaciones hacia la causa ambiental era de esperarse que el príncipe Alberto II de Mónaco mirara con detenimiento este tema. En un encuentro de promoción de iniciativas contra la contaminación en el Mediterráneo, organizado en Mónaco por la Universidad de Tel Aviv y el inversionista filántropo Aaron Frenkel, la Casa Real de Mónaco se encontró cara a cara con esta tecnología, que definitivamente va junto con los esfuerzos de Alberto II en contra de la contaminación plástica y el calentamiento global.

De esta manera, la máquina generadora de agua de Watergen pasó a formar parte del equipamiento del conservador Palacio Grimaldi, donde la familia real de Mónaco ha vivido durante los últimos 700 años, toda una innovación que fue marcada en la prensa con un brindis con… agua extraída del aire.

La fabricación de agua a partir del aire atmosférico pudiera representar la siguiente fuente de agua en algunas localidades y países cuya ubicación, irónicamente, hace escasear el agua disponible para el consumo humano aunque la posee en abundancia en su atmósfera. "[…] países con escasez de agua tienen un clima húmedo y cálido. Tomamos la humedad del aire y extraemos el agua", declaró al efecto un alto ejecutivo de Watergen refiriéndose a Sudáfrica, Vietnam, Sierra Leona y Uzbekistán, donde ya se han instalado soluciones Watergen para solventar la escasez.

Watergen también diseño una unidad móvil para brindar auxilio en zonas de catástrofe y desastre, en asociación con la Cruz Roja Internacional. En otro caso, en el poblado de Flint en Michigan, donde el agua estaba altamente contaminada con mercurio como desecho industrial, Watergen aportó una fuente de agua segura y suficiente para los pobladores.