Presidente de Israel a medios cristianos: "Llévense a casa un mensaje de paz de la Tierra Santa y el amor por Israel"

Post thumbnailFoto: Mark Neyman / GPO
Entre el 14 y el 17 de octubre de 2018 se está llevando a cabo en Jerusalén la Cumbre de Medios Cristianos 2018, que este año tiene como eje temático los 70 años del Estado de Israel. La conferencia tiene como objetivo reunir a un selecto grupo de comunicadores, editores y periodistas de todas partes del mundo para una misión intensiva de diálogo en tópicos claves relacionados con Israel y el mundo cristiano.
La programación del evento, que reune a más de 180 comunicadores de las diversas ramas, también incluye un programa posterior de visitas temáticas guiadas enfocadas en interesantes temas que se verán en el campo, como lo son Innovación y emprendimiento, Coexistencia, Arte y Cultura, Tecnología y Agro.
Uno de los eventos más resaltantes del programa es la visita el día martes 16 a la residencia presidencial, que incluyó un almuerzo y rueda de prensa con el mandatario y donde el presidente Reuven Rivlin se dirigió a los participantes indicando:
“Estos son tiempos difíciles para nuestra región. La guerra en Siria continúa e Irán prosigue esparciendo el odio y el extremismo aquí y en todo el mundo. Las comunidades cristianas de nuestra región están pagando un terrible precio. Israel está trabajando con nuestros aliados en todo el mundo para combatir el terror y el extremismo, para llevar la paz a nuestra región. Al venir [ustedes] aquí están demostrando que se preocupan profundamente por Israel y por su gente, y que comparten mi esperanza de que la paz llegue a Tierra Santa. Creo que es posible. Creo que podemos construir un entendimiento entre israelíes y palestinos. Creo que podemos construir confianza entre los dos pueblos. Creo, más que nada, que los israelíes y los palestinos no están condenados a vivir juntos; estamos destinados a vivir juntos".
Refiriéndose al sitio del bautismo de Jesús, Qasr al Yahud, y a los planes de desarrollar el sitio y otras áreas aledañas, el Presidente comentó:
“Este es un proyecto de desarrollo excepcional y estoy orgulloso de promoverlo. [Qasr al Yahud] Ya es uno de los principales lugares de peregrinación para los cristianos de todas las denominaciones que vienen en un creciente número. Estamos trabajando con el mundo cristiano en su conjunto y esperamos que algún día todos puedan ir seguros y recorrer la ruta de Jerusalén a Nazaret a través de Jericó y bañarse en las aguas del río Jordán".
El tema de los hallazgos arqueológicos que evidencian una larga permanencia de los judíos en la región no pudo ser obviado. “La semana pasada encontramos inscripciones en una piedra aquí en Jerusalén. Es del siglo I a. C., [de hace] 2100 años. Tiene un nombre en ella: Hananya, hijo de Dodalos, de Jerusalén. Dice Jerusalén en letras hebreas, que cualquier estudiante de primer grado en Israel puede leer. Es el objeto más antiguo que hemos encontrado con Jerusalén escrito, tal como se lee hoy. Se encontró cuando construimos el nuevo ferrocarril de alta velocidad que une Jerusalén con Tel Aviv. Es un hallazgo verdaderamente notable que vincula nuestro pasado con nuestro futuro", indicó el presidente Rivlin.
Otro notorio asunto surgió en las palabras del presidente Rivlin. “Este año sucedió algo extraordinario en Jerusalén. A más de 50 años de que Jerusalén fuera liberada, reunificada como la capital de Israel, y en el 70 aniversario del establecimiento del Estado de Israel, me sentí muy complacido de que la Embajada de los Estados Unidos de América se mudara a Jerusalén. Otros [países] ya han seguido [el ejemplo] y esperamos que vengan más. ¡Gracias, presidente Trump!”
En relación con el desarrollo en general del Estado de Israel, Rivlin agregó, “setenta años después, Israel es un estado moderno inspirado en una historia antigua. Justo aquí en Jerusalén las compañías de tecnología que hacen del mundo un lugar mejor existen en la misma tierra donde ocurrieron las historias en la Biblia. Las palabras de Ezequiel, acerca de que Israel prosperará y florecerá, se están haciendo realidad".
Y concluyó con un loable requerimiento a los asistentes: “Queridos amigos, gracias de nuevo por venir a Jerusalén. Por favor llévense a casa un mensaje de paz de la Tierra Santa y el amor por Israel. Aún más importante, vuelvan pronto".