Presidencia de la UE emite declaración oficial afirmando el compromiso en la lucha contra el antisemitismo durante la conferencia del Congreso Judío Mundial

Post thumbnailFoto: Shahar Azran / Congreso Judío Mundial
La Presidencia rumana del Consejo de la Unión Europea (UE) emitió una declaración oficial el martes 18 de junio en la que afirma su compromiso de contribuir y apoyar las iniciativas internacionales dirigidas a enfrentar los desafíos de las comunidades judías. La declaración fue dada a conocer al concluir la primera reunión de enviados especiales y coordinadores para combatir el antisemitismo, organizada como un esfuerzo cooperativo entre el Congreso Judío Mundial (WJC), el primer ministro de Rumania, el presidente del Consejo de la UE, Viorica Dăncilă, y la Federación de Comunidades Judías de Rumania.

La reunión de dos días, sin precedentes, reunió a los directores nacionales de más de 50 comunidades judías en todo el mundo, incluyendo más de 30 representantes gubernamentales encargados específicamente de combatir el antisemitismo, con el fin de identificar los problemas claves y deliberar sobre las mejores prácticas en el futuro, bajo la bandera “Perspectiva de una estrategia futura para prevenir y combatir el antisemitismo, el racismo, la xenofobia, la radicalización y el discurso del odio".

La presidenta de la UE afirmó en la declaración que “la conclusión de la reunión indica que los desafíos significativos aún deben ser abordados, y deben preverse medidas adicionales" en ciertas áreas, con cuatro de estas identificadas en particular: 1) mejora del diálogo y la cooperación para garantizar la seguridad de las comunidades judías; 2) promoción de la aprobación de la definición de "antisemitismo" adoptada por la Alianza Internacional del Recuerdo del Holocausto, pero hoy en día no vinculante ni jurídicamente aceptada; 3) financiamiento a la investigación, educación y recuerdo del Holocausto, y 4) mejora del registro y la recopilación de datos sobre delitos de odio, incluidos programas de capacitación especializados en derecho para las autoridades judiciales y de justicia penal, brindando apoyo a las organizaciones que participan activamente en la recopilación de datos sobre delitos de odio.

La lista de participantes claves en la reunión incluyó al enviado especial de Estados Unidos para combatir el antisemitismo, Elan Carr; al comisionado para la Vida Judía en Alemania y la Lucha Contra el Antisemitismo, Felix Klein; al coordinador de la Comisión Europea para el Combate del Antisemitismo, Katharina von Schnurbein; al presidente de la Alianza para la Memoria Internacional del Holocausto, George Santer; al director de la Organización de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH), Ingibjorg Solrun Gisladottir; al comisario para el Combate del Antisemitismo del WJC, Julius Meinl, y al CEO y vicepresidente ejecutivo del WJC, Robert Singer.

Hablando en el palacio del Parlamento, en presencia de representantes de organizaciones internacionales, entidades gubernamentales y la comunidad judía, la primera ministra rumana Dăncilă subrayó el compromiso del Gobierno con los valores europeos de tolerancia, y agregó: “Durante su presidencia rotatoria, el Gobierno rumano ha establecido como objetivo esencial la promoción de la lucha efectiva contra el racismo, la intolerancia, la xenofobia, el populismo, el antisemitismo y del discurso desalentador del odio", y agregó que el Gobierno se dedicó a estos valores de “respetar los derechos humanos y reducir la brecha entre los ciudadanos de la UE, "elementos, dijo, que consideraba "de gran importancia para el diálogo que tenemos con las comunidades judías". Dăncilă destacó los esfuerzos de Rumania en el campo de la educación, la investigación y la memoria del Holocausto y la lucha contra el antisemitismo. Dijo además que esperaba que sirviera como punto de referencia para la región e internacionalmente. El compromiso del Gobierno rumano con estas cuestiones continuaría, dijo.

Al cerrar la conferencia, el director ejecutivo y vicepresidente ejecutivo de WJC, Robert Singer, dijo: "Este evento reunió a enviados especiales, jefes de organizaciones internacionales y la red de comunidades judías del Congreso Judío Mundial de todo el mundo para discutir los desafíos que enfrentan las comunidades judías, de manera abierta y honesta, y nos sentimos honrados de haber organizado esta reunión sin precedentes. El significado de tal conferencia no puede ser subestimado. Ahora nos hemos encontrado y nos conocemos y vemos que compartimos los mismos valores y los mismos compromisos. Sabemos que sus gobiernos se preocupan por estos desafíos. Nos permite recordar que siempre es menos importante quién se opone a ti y lo que importa es quién está contigo. Ustedes, los enviados especiales para combatir el antisemitismo y la presidencia rumana de la UE, bajo la dirección de la primera ministra Viorica Dancila, han demostrado que están con nosotros, el pueblo judío.

En nombre del presidente del WJC, Ronald S. Lauder y del liderazgo del Consejo Judío Mundial, les damos las gracias".

La reunión de dos días coincidió con el 6º Foro de Directores Nacionales Comunitarios del WJC, una reunión anual de los mejores profesionales de las comunidades afiliadas al WJC en todo el mundo.

En la sesión de clausura de la conferencia, el Congreso Judío Mundial y su afiliada regional, el Congreso Judío Latinoamericano, celebraron una conmemoración especial para recordar el 25 aniversario del mortal bombardeo del centro judío Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en 1994, que se cobró la vida de 85 personas y dejó heridos a cientos más.