Preocupación en la comunidad judía de EEUU tras el ataque en Nueva Jersey

Post thumbnailPersonal de emergencia e investigadores policiales en la escena del ataque en Jersey City Foto: REUTERS/Lloyd Mitchell
El presidente de la Unión de Organizaciones judías de Williamsburg y North Brooklyn (Nueva York), David Niederman, expresó este miércoles la preocupación de su comunidad tras el tiroteo mortal en un supermercado kósher de Nueva Jersey y lamentó que los judíos "ya no están seguros en el área metropolitana de Nueva York".

En una rueda de prensa conjunta con las autoridades políticas y policiales de Jersey City y Nueva York para dar detalles sobre el suceso, el alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, anunció la creación de una unidad policial contra el odio por razones raciales o étnicas.

En el intenso tiroteo registrado ayer en un supermercado kósher de Jersey City murieron seis personas, un policía y cinco ciudadanos, entre ellos los dos agresores, un hombre y una mujer.

El rabino Niederman se mostró visiblemente emocionado y al borde de las lágrimas tras preguntarse "quién sabe cuántas vidas de niños se hubiesen perdido" si no hubiese habido una rápida respuesta y una masiva presencia policial.

Niederman ha llamado a frenar la "terrible retórica" que a su juicio ha producido "tan horrendo incidente" y ha expresado que cuando alguien comete un crimen antisemita o racista las comunidades deben trabajar juntas.

"No debemos dejar que el odio nos divida", ha manifestado el rabino, quien ha agradecido la labor de la policía, de las autoridades locales de Jersey City y especialmente del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, por "tener el valor de llamar al ataque como lo que es: un ataque antisemita" y por desplegar efectivos de refuerzo durante la operación.

"Si me lo permiten, además de la muerte del policía, que en paz descanse, déjenme contarles a quiénes hemos perdido nosotros en nuestra comunidad judía", ha indicado el rabino, quien ha avanzado que entre las muertes en el tiroteo se encuentra Moshe Deutsch, estudiante de 24 años, y Mindel Ferecz, de 33 años y mujer del dueño del supermercado, que recientemente se habían mudado desde Williamsburgh (Brooklyn) a Jersey City buscando un lugar más asequible donde criar a su familia.

Niederman ha señalado que la pregunta que todos se deberían hacer es que cómo se puede explicar esta tragedia a los tres hijos del matrimonio que se han quedado huérfanos.

"Es algo que me hizo estar despierto toda la noche. ¿Cómo van a tener que vivir estos niños con estas cicatrices que durarán toda la vida", ha proseguido.

Por último, Niederman ha pedido al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, quien a su juicio "tiene la habilidad para ello", que trabaje para que la comunidad judía se pueda volver a sentir segura en Nueva York.

Durante la rueda de prensa, de Blasio ha anunciado la creación de una nueva unidad de la Policía de Nueva York para frenar el extremismo motivado por razones raciales o étnicas.

Este nuevo cuerpo se encargará de identificar nuevos posibles incidentes relacionados con el odio y de momento se centrará en Brooklyn, donde de Blasio ha confirmado que recientemente se ha experimentado un aumento de incidentes antisemitas contra la comunidad ortodoxa que vive allí.

Por su parte, el Congreso Judío Mundial ha emitido una nota parta expresar su "profunda tristeza por el horrendo suceso de ayer en Jersey City".

"Estamos profundamente preocupados por los informes de que los agresores supuestamente publicaron en el pasado comentarios antisemitas en las redes sociales y que este ataque pudo haber apuntado deliberadamente al mercado kósher", asegura esta entidad. EFE