Posponen la audiencia judicial a Netanyahu hasta octubre por casos de corrupción

Post thumbnailBenjamín Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom
La Fiscalía ha pospuesto hasta octubre la primera audiencia (vista) judicial al primer ministro, Benjamín Netanyahu, en relación a los tres casos de corrupción en los que se le involucra.

El Fiscal General de Israel, Avichai Mandelblit, que anunció el pasado febrero -pendiente de una audiencia- su intención de acusar al mandatario de soborno, fraude y abuso de confianza en un caso, y por los dos últimos cargos en otros dos, retrasó la audiencia (vista) que estaba inicialmente programada para el 10 de julio y pospuso su celebración para inicios del mes de octubre.

Los abogados de Netanyahu pidieron al fiscal que retrasara la vista un año entero, al argumentar que el material de investigación que les fue proporcionado por la Justicia era demasiado para revisar y prepararse para la audiencia en solo tres meses, solicitud que Mandelblit denegó.

El fiscal consideró que "no hay justificación" para posponer el inicio del procedimiento judicial todo un año, algo que "perjudicaría el interés público vital de tomar una decisión en los casos tan pronto como sea posible".

El equipo de abogados de Netanyahu ya había solicitado que los archivos con la documentación sobre los tres casos de corrupción que afectan al primer ministro no se entregaran antes de las elecciones generales del pasado 9 de abril para evitar que su contenido se filtrara a los medios y afectara en la votación, petición que les fue concedida.

Tras los comicios, sin embargo, los letrados tardaron un mes en recoger los documentos, argumentando que había una disputa en torno a sus honorarios, y fueron acusados por algunos sectores de intentar demorar el inicio del procedimiento judicial.

La posposición de la primera audiencia (vista) a Netanyahu coincide con los intentos de su partido, el Likud, de formar un nuevo Gobierno con el resto de fuerzas políticas de derecha y religiosas.

Hace una semana y media, Netanyahu pidió al presidente del país, Reuvén Rivlin, una ampliación de dos semanas del plazo que le concedió para formar coalición gubernamental tras ganar las elecciones generales del pasado abril, con lo que sigue con las negociaciones para formar un nuevo Ejecutivo.

Durante las últimas semanas, se ha especulado también con la posibilidad de que Netanyahu adopte medidas legales para conseguir la inmunidad ante los casos de corrupción que tiene a sus espaldas, así como pasar otra legislación que permitiría al Gobierno y al Parlamento (Knéset) eludir los dictados de la Corte Suprema de Justicia.

Miki Zohar, parlamentario del Likud, registró este lunes un proyecto de ley que otorgaría inmunidad de enjuiciamiento al primer ministro, un trámite que, en caso de seguir adelante, deberá ser debatido en el Parlamento durante las próximas semanas. EFE y Aurora