Por tercera vez manifestaron en Ashdod cerca de 1000 personas contra la ley de Supermercados

Post thumbnail
En la tercera semana consecutiva de manifestaciones contra el llamado proyecto de ley de supermercados, y a pesar de las intensan lluvias registradas en el país, alrededor de 1.000 residentes de la ciudad de Ashdod se congregaron el sábado último pasado fuera de la municipalidad para condenar la decisión de la ciudad de cerrar los negocios los días sábados. Los manifestantes portaban carteles que rezaban “¿Quién salvará mi casa? y “es hora de despertar, la paz está tambaleando”.

El proyecto de ley fue aprobado por un mínimo margen hace dos semanas y fue presionado activamente por el ministro del Interior, Arye Dery, líder del partido ultra-ortodoxo (jaredí) Shas.

Entre otras manifestaciones de protesta llamaron al intendente Yechiel Lasri a renunciar, un exponente de la protesta fue “la mayoría quiere preservar sus derechos, como la libertad de decidir si abrir un negocio los días sábado o no”, expresaban en los diferentes carteles.

Aunque en menor medida, las protestas de Ashdod podrían ser peligrosas para Biniamín Netanyahu, a diferencia de Tel Aviv, Ashdod es su base electoral y durante mucho tiempo ha sido un bastión de la derecha. En las últimas elecciones nacionales, en el 2015, los partidos de derecha obtuvieron más de dos tercios de los votos en esta ciudad. El Likud de por sí solo, capturó casi un tercio, seguido de Yisrael Beiteinu, el partido encabezado por el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, que obtiene la mayor parte de su apoyo de la población rusa parlante.