Por primera vez, un científico israelí participa en una conferencia en Cuba

Post thumbnailEl científico principal del KKL, Doron Markel, y el resto de la expedición que participó en la conferencia "Cubambiente 2019"
Durante la conferencia “Cubambiente 2019” celebrada esta semana, un científico israelí participó por primera vez en la historia en un certamen de este tipo en Cuba, país que no mantiene relaciones diplomáticas oficiales con el estado judío.

Organizado por la Agencia de Medioambiente y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente del gobierno cubano y con la participación de organizaciones de todo el mundo –entre ellas el Fondo Nacional Judío (KKL-JNF)-, la conferencia trató asuntos cruciales para el medioambiente y el cambio climático y promovió la cooperación entre países, el intercambio de conocimientos y prácticas sostenibles, y presentó oportunidades para un crecimiento económico basado en la protección del entorno natural. 1.400 participantes de 30 países de todo el mundo participaron en el encuentro.

La delegación del KKL llegada desde Israel estuvo presente en la presentación del dr. Doron Markel, científico principal de la organización, que trató asuntos relacionados con el desarrollo sostenible en procesos de forestación y proyectos de agua a gran escala, herramientas que sirven para paliar los efectos del cambio climático en Israel y Oriente Medio.

Durante su comparecencia ante la audiencia, Markel afirmó que “los efectos del cambio climático pueden ser vistos desde Oriente Medio, con inviernos secos y veranos calurosos. En Israel, la adaptación al clima cambiante se está llevando sobre el terreno para luchar contra la expansión de la desertización”.

Para el científico israelí, “el asunto del agua requiere planes estratégicos para transferir agua desalinizada áreas aisladas en la región. La escasez de agua es un problema creciente en Oriente Medio, y ayudar a nuestros vecinos puede ayer a crear un futuro mejor y más seguro para todos”.

El vicepresidente del KKL Hernán Felman, también presente en la cumbre, señaló que “por más de 118 años, el Fondo Nacional Judío ha desarrollado la tierra de Israel para lograr un futuro sostenible, y apoyó la educación sionista y medioambiental. Desde el establecimiento de nuestra organización, hemos liderado incontables proyectos forestales, que han transformado una tierra desolada en un país verde y floreciente con más de 240 millones de árboles”.

Felmán añadió que actualmente trabajan por un Israel más cuidadoso con el medioambiente, y por centrarse en seis áreas de acción, que incluyen el agua, la forestación, la educación, el desarrollo comunitario, el turismo, y la investigación”.