Polonia exige a Israel una disculpa

Post thumbnailMateusz Morawiecki Foto: Olaf Kosinsky Wikimedia CC BY-SA 3.0 de
El Gobierno de Polonia exigió a Israel una disculpa formal por las declaraciones del flamante ministro de Exteriores, Yisrael Katz, que fueron calificadas de “racistas”, bajo el telón de fondo del altercado diplomático entre ambos países.

El viceministro de Exteriores, Szymon Szynkowski, sostuvo que Israel “debe distanciarse de las declaraciones de su ministro de Exteriores y pedir disculpas”.

Un asistente del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, advirtió que si no se produce en el futuro cercano una disculpa; las relaciones entre Israel y Polonia sufrirán. “Porque no podemos permitir que se nos difame en la arena internacional”, apuntó Marek Suski, diputado y asistente de Morawiecki.

El portavoz del Senado de Polonia, Stanislaw Karczewski, instó a los dirigentes israelíes a “abstenerse de pronunciar declaraciones anti-polacas”.

La cumbre del Grupo de Visegrado, que se debía celebrar el domingo en Jerusalén, fue cancelada después de que Polonia descartara su presencia en el encuentro a raíz de la crisis con Israel.

El primer ministro polaco dijo que el Grupo de Visegrado “no puede tolerar ataques racistas contra ninguno de sus miembros”.

“Transmití a los primeros ministros de Hungría, la República Checa y Eslovaquia (países que junto con Polonia forman el Grupo Visegrado) nuestra posición sobre la cumbre en Jerusalén, lo que ha llevado a suspender finalmente este encuentro”, aseveró Morawiecki.

Polonia canceló su participación en la cumbre en Jerusalén en protesta por los comentarios de ministro Katz (del partido Likud), en relación a la disputa diplomática con Varsovia, que comenzó con la ley de censura del Holocausto de Polonia.

Katz dijo al diario Israel Hayom que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, “se expresó claramente” en sus comentarios sobre los colaboradores polacos con los nazis.

“La memoria del Holocausto es algo que no podemos aceptar ningún compromiso, es algo que no podemos ni olvidar ni perdonar, y como [el ex primer ministro] Yitzhak Shamir, cuyo padre fue asesinado por los polacos, dijo: ellos ‘se amamantaron del antisemitismo con la leche de sus madres’”.

Las declaraciones de Katz fueron condenadas por Polonia que las calificó de “racistas”.

Polonia había criticado previamente a Netanyahu por cuestionar la ley de censura del Holocausto durante su visita a Varsovia, la semana pasada, señalando que algunos polacos colaboraron con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial”.

“Polacos colaboraron con los nazis”, puntualizó Netanyahu en Varsovia. “Vea, lo estoy diciendo. Es un hecho. Y no conozco una sola persona que haya sido demandada por eso”.

La ley polaca aprobada en 2018 declara ilegal discutir la colaboración polaca con los nazis y sus infractores pueden sufrir condenas de hasta tres años de cárcel.

La ley fue criticada por Israel, el Departamento de Estado de EE.UU. y los partidos polacos de oposición.