Podrían cancelarse los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Post thumbnailLas consecuencias de una cancelación podrían ser muy díficiles para el Cómite Olímpico. Foto: Pixabay/David Mark
El evento más importante del deporte mundial, que se disputa cada cuatro años, podría verse afectado por el Coronavirus. La duración y expansión de este virus, en el continente asiático, podría modificar tanto la agenda como el desarrollo profesional de miles de atletas alrededor del mundo.

La inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 está pautada para el 24 de julio próximo. Las cancelaciones masivas de competencias en Asia no aparentan traer buenas noticias. El fútbol chino, donde juegan los israelíes Eran Zahavi y Dia Saba, no comenzó aún su liga local. El balompié japonés parará este fin de semana. Al mismo tiempo, otras disciplinas detendrán sus torneos.

Dick Pound, miembro del Comité Olímpico Organizador, explicó que todavía es pronto una declaración definitiva. Sin embargo, tienen un plazo de tres meses para cancelar o cambiar de sede. El COI consultará con la Organización Mundial de la Salud para la toma de decisiones.

Modificar la sede no es una posibilidad simple, puesto que no hay sitios en el mundo preparados para albergar un evento de tanta envergadura en poco tiempo. Sobre la posible alteración de los juegos, el consejero delegado, Toshiro Muro expresó: “No estamos considerando la suspensión de los Juegos”, y además agregó que “La temporada de lluvias en Japón puede derrotar al virus”.

El último fin de semana hubo inconvenientes también en Europa. El Coronavirus comenzó a traer problemas en Italia, también a nivel deportivo. Se suspendió el partido de rugby entre el combinado local y Escocia por el Seis Naciones. Asimismo, se cancelaron varios partidos de la Liga Italiana. Y no se disputó la final del Challenger de Tenis en Bérgamo, donde los dos finalistas se repartieron los puntos ATP y los premios económicos.

Las consecuencias monetarias que provoca el Coronavirus son muy fuertes. Veremos de que manera, el Comité Olímpico resolverá esta situación de incertidumbre para los deportistas.