Partidario de Netanyahu presenta una enmienda a la Ley de Inmunidad

Post thumbnailMiki Zohar Foto: Knéset
El diputado Miki Zohar, del partido Likud, y considerado un aliado cercano del primer ministro, Benjamín Netanyahu, presentó oficialmente un proyecto de ley destinado a otorgarle al mandatario inmunidad frente a un eventual enjuiciamiento; a pesar de que fuentes cercanas al jefe del Gobierno niegan que Netanyahu tenga intenciones de enmendar la ley actual para evitar ser procesado por la Justicia.

El proyecto de ley del diputado Zohar fue puesto en el expediente de la Knéset (Parlamento) junto con otras doscientas propuestas que comenzarán el proceso legislativo en las próximas semanas.

El proyecto de ley propone que se le otorgue a Netanyahu y al resto de los diputados inmunidad ante un eventual enjuiciamiento por defecto, a menos que el Comité Interior -que el propio Zohar presidió en el último período legislativo y se estima que continuará presidiendo en la 21° Knéset-, vote a favor de despojar al legislador de ese derecho. El proyecto de ley revertiría el sistema actual. Actualmente, los diputados deben votar a favor de otorgar inmunidad a un colega contra una imputación. Según la propuesta de Zohar, los legisladores tendrían el poder de bloquear una acusación al negarse a aprobar la eliminación de la inmunidad de los diputados acusados.

La presentación del proyecto de ley fue duramente criticada por la oposición. El diputado Moshe Yaalon, del partido Azul y Blanco (Kajol Labán) prometió que su partido luchará para impedir que esa propuesta se convierta en ley.

Yaalon manifestó que el proyecto de ley tiene como objetivo beneficiar a una sola persona y “convertirá a la Knéset en un refugio para criminales liderados por Netanyahu”.

"Si a Netanyahu le importara el Estado de Israel, habría renunciado hace dos años", agregó, y anunció la convocatoria a una manifestación de protesta el sábado en Tel Aviv.

La diputada laborista, Shelly Yachimovich, afirmó que el proyecto de ley es la prueba que, en las negociaciones para formar la nueva coalición, Netanyahu está focalizado en protegerse de ser sometido a juicio.

“Todos los que tienen las manos limpias deben enrolarse para salvar al país de las manos de quienes lo pisotean para salvar su cuello”, aseveró.

El fiscal general, Avichai Mandelblit, anunció en febrero su intención de procesar a Netanyahu por tres casos de corrupción. Una cuestión que depende del resultado de una audiencia (vista) previa. El primer ministro ha negado todas las acusaciones.