“PAMI” invita a pasear por Jerusalén en otoño

Post thumbnailPaseando por las murallas

Cuatro paseos inolvidables


La Compañía para el Desarrollo de Jerusalén Oriental Ltda. (PAMI, por sus siglas en hebreo) es una compañía estatal que fue fundada en el año 1966 con el objetivo de desarrollar y restaurar los barrios de Yemín Moshé y Mamila, que eran barrios fronterizos. En los últimos años PAMI se dedica a la promoción de singulares y complejos proyectos de restauración y mantenimiento de la Ciudad Vieja, operar sitios turísticos y promover proyectos de todo tipo.

Cueva de Sedequias


“PAMI” se dedica a la operación y administración de varios sitios turísticos en Jerusalén, y para el otoño ofrece varios paseos, la novedad es que se pueden realizar dos por un boleto de 20 shekels. La Ciudad Vieja de Jerusalén está cerrada al tránsito de vehículos particulares, por ello hay un servicio de transporte gratuito desde el estacionamiento de la Primera Estación (Hatajaná) hasta una de las puertas de la ciudad vieja. Se puede también estacionar en el Jardín de la Campana (Gan Hapaamón).  Más datos en español www.pami.co.il

Plaza Romana y Puerta de Damasco


El Paseo de las Murallas ofrece una vista espectacular y panorámica de la ciudad vieja y de la nueva desde lo alto de las murallas de la ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El paseo es un recorrido histórico de Jerusalén, una atracción única y desafiante para toda la familia, que ofrece una mirada única y rara a todos los sitios sagrados, en el aire fresco y claro de Jerusalén.

Museo Cable Carril


El paseo se divide en dos rutas: la del norte, desde la Puerta de Iafo hasta la Puerta de las Flores, la del sur, desde la Puerta de Iafo hasta el Muro de los Lamentos y recorrer los callejones y mercados hasta la Plaza Romana, subir a la torre de vigilancia para captar la vista de las tres cúpulas en el paseo del norte. El paseo del norte está abierto continuamente de 9 a 19 hs

La Plaza Romana: restos de la Puerta de Aelia Capitolina y una plaza pavimentada con piedras originales del reinado del emperador Adriano (133 dC). En la plaza, en el pasado, se alzaba el pilar desde el cual medían la distancia a otras ciudades en la Tierra de Israel (kilómetro 0), seguido por la Puerta de Damasco "Bab al-Amud". La puerta original se construyó con tres entradas, de las cuales la oriental sobrevivió casi intacta.

El cable carril


En la exposición permanente: la historia de la Puerta de Damasco en mapas, fotografías e ilustraciones, dos torres de vigilancia construidas con piedras del período del Segundo Templo, una de las cuales está abierta al público y se puede subir. En la “Plaza” se realizan otras exposiciones.

Foto PAMI


La Cueva de Sedequias (Mearat Tzidkiahu) es conocida como la Cueva del Misterio y las Leyendas de Jerusalén, es la famosa cueva milenaria que fue adecuada para un acceso cómodo de los visitantes y se convirtió en una fascinante visita turística. Un amplio espacio en el que se llevan a cabo varios espectáculos. El próximo el 5.9 el grupo “Ha Jalonot Hagvoim” con música baile y nostalgia. Se trata de 9000 metros cuadrados de leyendas ubicadas debajo de las casas de la ciudad vieja. La entrada se halla cercana a la puerta Iafo. Es una cueva de gran esplendor, en la que se halla una gran cantera de la cual se sacaba piedras y rocas en la época del Templo. La leyenda dice que durante el asedio babilónico de Jerusalén, Sedequías, el último rey de Judá, escapó de esta cueva a Jericó, de ahí su nombre.

Foto PAMI


Las canteras se usaron durante el período del Primer Templo y Josefo la llamó “la cueva de los reyes”. Sus piedras fueron talladas en el edificio de Jerusalén durante el período del Segundo Templo. Desapareció con la construcción de las murallas de la ciudad durante el período otomano, y fue expuesta nuevamente, por accidente, a principios del siglo XX. Las piedras de la Torre del Reloj, que una vez estuvieron sobre la Puerta de Iafo y fueron destruidas durante el Mandato Británico. Se puede visitar de domingo a jueves de 09:00 a 16: 00 y también los sábados con compra anticipada de boletos.

Otra gran atracción es el Museo del cable carril, con entrada gratuita por el vestíbulo del hotel Mount Zion. Para captar su importancia histórica nos remontamos a 1948 pocos días después de declarado el estado. El Monte Sion fue conquistado por fuerzas de la brigada Harel del Palmaj que buscaba llegar a los combatientes sitiados en el barrio judío para abastecerlos de municiones y refuerzos. También fue conquistada la Puerta de Sion, por donde llegaron al barrio sitiado. Desde entonces y hasta la guerra de los Seis Días el monte sirvió como puesto de avanzada para la defensa de la ciudad.

El plan del cable carril, o el “Camino de Abshalom” se creó como resultado de la necesidad de comunicación adecuada entre el monte y la parte occidental de la ciudad durante la Guerra de la Independencia, se abrió un túnel que llegaba hasta Yemin Moshe por el que se transportaban provisiones y se evacuaban heridos. Pero era muy angosto. La solución surgió cuando Uriel Jefetz concibió la idea de este puente aéreo.

El plan era usar unos 200 metros de cable de acero que fue extendido por sobre el desfiladero del valle “Gay ben Hinom” y contactaba directamente con las fuerzas israelíes apostadas en el hospital San Juan, que es hoy el hotel. El cable carril fue utilizado durante medio año. Pero se mantuvo en condiciones de uso hasta la guerra de los Seis Días por temor que surgiera la necesidad de ser nuevamente utilizado. Se mantuvo en secreto hasta 1972. Actualmente forma parte del “Museo del Cable Carril”, con explicaciones históricas en español. Hay exposiciones y fotografías de la época, y aparte del remolque y el cable tenso, también puede ver documentos y fotografías de las figuras asociadas con esta operación.