OLP: suspender el reconocimiento de Israel y la coordinación de seguridad

Post thumbnailMahmud Abbas Foto: Kremlin.ru CC BY 4.0 2
El Consejo Central de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) votó suspender el reconocimiento de Israel y la coordinación de seguridad con el Estado judío en respuesta a la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital israelí.

En sus conclusiones, el Consejo Central aprobó ordenar a la OLP suspender su reconocimiento de Israel hasta que éste último “reconozca al Estado de Palestina”, cancele la anexión de Jerusalén oriental y detenga la construcción en los asentamientos.

El Consejo Central es un órgano clave de la OLP pero no está claro hasta que punto sus resoluciones son vinculantes. En los hechos, sólo tienen carácter obligatorio si cuentan con la aprobación el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbás, quien tiene la última palabra. En 2015, el Consejo Central votó a favor de suspender la coordinación de seguridad con Israel, una medida que nunca fue implementada.

La resolución fue aprobada por 74 votos a favor, dos en contra y doce abstenciones.

Formalmente, las recomendaciones del Consejo Central serán trasladadas al Comité Ejecutivo de la OLP para su aprobación final.

Durante su discurso ante el Consejo, Abbás denunció los esfuerzos de paz de la Casa Blanca como la “bofetada del siglo” y reiteró que la postura de Trump implica que Washington ya no puede actuar como mediador en las negociaciones con Israel.

Al mismo tiempo, Abbas lanzó un malicioso ataque contra el Estado judío, argumentando que Israel fue establecido como un “proyecto colonial que no tiene nada que ver con el judaísmo”.

Además de negar la conexión del pueblo hebreo con la Tierra de Israel, en su diatriba antisemita Abbás llegó a sugerir que los judíos europeos durante el Holocausto prefirieron ser “asesinados y masacrados” antes que emigrar al entonces Mandato Británico en Palestina y que el primer mandatario de Israel, el entonces primer ministro David Ben Gurion, importó judíos del Yemen e Irak en contra de su voluntad.

El Consejo dio por finalizado los Acuerdos de Oslo de 1993, tal como pidió Abbas en la sesión inaugural de dos días de reuniones celebrados en Ramallah.

La declaración final aprobada sostiene que los acuerdos firmados “con sus obligaciones ya no existen” y pide suspender la coordinación de seguridad y la dependencia económica con Israel.

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, manifestó en respuesta que el presidente palestino, Mahmud Abbas, está sirviendo a los intereses de Israel al arremeter en contra de Washington y al negar la conexión judía con Israel.

"[Abbás] expuso lo que hemos estado diciendo todo el tiempo, que la raíz del conflicto es la negativa básica [de los palestinos] a reconocer un Estado judío en cualquier frontera", subrayó Netanyahu en Nueva Delhi, donde se encuentra en visita oficial.