Oficiales de EEUU: “Israel atacó blancos iraníes en Irak”

Post thumbnailAvión F-35 Foto: Fuerza Aérea de Israel
Dos altos funcionarios estadounidenses confirmaron, al diario The New York Times, que Israel realizó “varios ataques en los últimos días” en Irak  contra depósitos de armas de las milicias chiís pro-iraníes. Luego que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, sugiriera sobre un posible involucramiento israelí en los últimos ataques contra blancos vinculados a la Guardia Revolucionaria iraní en Irak.

Un alto oficial de inteligencia aseveró al rotativo que Israel estuvo detrás del ataque del 19 de julio al norte de Bagdad en una base que estaba siendo usada por la Guardia Revolucionaria iraní para transferir armas a Siria. El oficial añadió que fueron destruidos misiles guiados con un alcance de 200 kilómetros y que el ataque fue llevado a cabo desde el interior de Irak.

Otro funcionario estadounidense citado por el mismo diario expresó que Israel está “excediendo los límites” con los presuntos ataques en Irak, y generando el riesgo de que el ejército de Estados Unidos sea expulsado de ese país árabe.

Por su parte, el asesor del Consejo de Seguridad Nacional de Irak, Falih Alfayyad manifestó que Bagdad no sabe quién es el responsable de los ataques y no está interesado en tomar parte en los enfrentamientos entre Irán y otros países, según un reporte del canal estatal israelí Kan.

En una entrevista ofrecida al Canal 9 de la televisión israelí, que transmite en idioma ruso, se le preguntó a Netanyahu si Israel operaría contra blancos en Irak si se necesita. El primer ministro respondió: “Nosotros estamos operando no solamente si se necesita, estamos operando en muchas áreas contra un estado que quiere aniquilarnos. Por supuesto, di a las fuerzas de seguridad libertad de acción y les ordené que hagan todo lo necesario para desbaratar los planes de Irán”.

El primer ministro no nombró directamente a Irak como una de esas áreas.

Israel ha dicho que ha llevado a cabo cientos de ataques en Siria, algunos de ellos contra blancos iraníes, para impedir que Teherán establezca una presencia militar allí e impida que las armas avanzadas alcancen al grupo terrorista chií Hezbollah en el Líbano.