Nueve civiles muertos en dos días en ataques de Damasco en el noroeste sirio

Post thumbnailTanques del ejército sirio en Idlib Foto: REUTERS/Omar Sanadiki
Al menos nueve civiles han muerto por ataques durante dos días consecutivos del Ejército sirio contra el noroeste del país, parte de una ofensiva que está prácticamente paralizada desde el alto el fuego establecido el 31 de agosto.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que han muerto dos mujeres por ataques de cohetes y artillería de las fuerzas del Gobierno sirio contra la zona de Kabana, en el extremo nororiental de la provincia mediterránea de Latakia.

En esta zona, feudo de la familia gobernante Al Assad, las facciones insurgentes a las que se enfrentan el Gobierno sirio y su aliada Rusia desde el pasado 30 de abril dominan una pequeña zona que linda con la provincia de Idlib, concretamente en una estratégica zona montañosa.

La aparición del presidente del país, Bashar al Assad, el pasado martes en el frente de batalla en Idlib, la primera vez que visita la región desde que comenzó la guerra en 2011, ha llevado a la renovación de los ataques contra el único feudo opositor que queda en Siria.

Ayer perecieron otros siete civiles en el pueblo de Janoudia, en Idlib, región que está prácticamente controlada por el Organismo de Liberación del Levante, alianza islamista en la que está incluida la ex filial siria de Al Qaeda.

La Defensa Civil siria, conocida como los "cascos blancos", señaló en Twitter que perdieron la vida ayer seis civiles y diecisiete resultaron heridos tras los ataques del Ejército leal a Al Assad.

Por su parte, Médicos Sin fronteras (MSF) indicó en un comunicado que los bombardeos provocaron "la llegada de diecisiete víctimas a un hospital al que da apoyo" esa ONG y "tres de estos pacientes (eran) menores de 14 años".

El 31 de agosto, el Ejército sirio aceptó un alto el fuego, el segundo en tan solo un mes, propuesto por Rusia en la región de Idlib, aunque avisó de que se reservaba el derecho a responder ante cualquier ataque de los insurgentes.

Desde esa fecha, ha habido numerosas violaciones de este cese de las hostilidades, que han causado víctimas civiles, aunque la intensidad de los combates se ha reducido desde la implementación del acuerdo.

La ofensiva en el terreno está prácticamente paralizada en los diferentes frentes de combate repartidos en el noroeste de Hama y el sur de Idlib, después de que el Ejército y sus aliados tomaran el control de la localidad estratégica de Jan Shijún, en Idlib. EFE