¿Normalización? La selección saudita juega por primera vez en Cisjordania ante los palestinos

Post thumbnailMiembros del seleccionado saudita posan frente al Domo de la Roca en el Monte del Templo de Jerusalén Foto: REUTERS/Sinan Abu Mayzer
La selección de fútbol de Arabia Saudita arribó a Cisjordania (Judea y Samaria) para enfrentar al combinado palestino, un hecho que ha sido considerado en sí mismo para muchos como una revolución, debido a que los jugadores debieron aplicar visas israelíes, implicando de hecho aparentemente un paso más hacia la “normalización” de las relaciones con el Estado judío.

El encuentro se disputará, el martes 15, en el estadio Faisal Husseini en la localidad de Al Ram, entre Ramallah y Jerusalén, bajo el telón de fondo de la fase clasificatoria de Asia para la Copa Mundial del 2022, en Qatar. El evento marca un cambio importante de la política del país árabe del Golfo Pérsico, que hasta ahora se negaba a que sus jugadores cruzaran la frontera israelí, y jugaba contra los palestinos en otros países.

Hace cuatro años, el encuentro entre Arabia Saudita y el seleccionado de la Autoridad Palestina (AP) se disputó en Jordania, bajo la presión de Riad, que se negó a que sus jugadores ingresaran a través de los pasos fronterizos israelíes.

Anteriormente los equipos de los países árabes se negaban a jugar por la razón antes mencionada en Cisjordania. Pero últimamente han visitado ese territorio las selecciones de Irak, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin. Egipto y el Líbano aún se oponen.

Arabia Saudita no tiene relaciones diplomáticas oficiales con Israel pero se cree ampliamente que ambas naciones mantienen estrechos contactos en relación a la creciente influencia regional de Irán, considerado por ambos países como un peligroso enemigo.

“Estamos muy felices con vuestra presencia, están en vuestra tierra. Es cierto que esto es cuestión de fútbol, pero vuestra llegada es un placer para el pueblo palestino”, aseveró el presidente de la AP, Mahmud Abbás, que los recibió en el palacio presidencial en Ramallah.

El presidente palestino destacó los lazos históricos y religiosos entre ambos pueblos, y recalcó la defensa de Arabia Saudita de la causa palestina.

Pero no todos estaban contentos. El Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), por ejemplo, emitió un comunicado expresando su oposición a la visita del seleccionado de fútbol saudita a Cisjordania. “El partido tienen como objetivo promover las políticas sauditas en la región y allanar el camino a la normalización con la entidad sionista (Israel)”, apuntó el grupo.