“No tiene sentido buscar una solución a la crisis con los ultra ortodoxos, Netanyahu quiere elecciones”

Post thumbnailMoshe Kahlon, líder del patido Kulanu, y Biniamín Netanyahu Foto: GPO Amos Ben Gershom
Los diputados del partido centrista Kulanu dijeron en conversaciones a puertas cerradas en el Parlamento (Kneset) que no tiene sentido tratar de buscar una solución a la crisis en torno a la ley de enrolamiento militar para los ultra ortodoxos; porque, según estiman, el primer ministro Biniamín Netanyahu está interesado en conducir al país a elecciones anticipadas, señala un reporte de la radiodifusora estatal Kan.

Los legisladores de Kulanu destacan el hecho de que Zeev Elkin y Yariv Levin, los dos ministros designados por Netanyahu para las negociaciones casi no se ocupan del asunto, lo que indica que no existe una verdadera voluntad de alcanzar una solución. Elkin viajó al exterior y Levin apenas mantiene conversaciones sobre la crisis. También afirman que la posición de Netanyahu de que está buscando una solución a largo plazo y no una que solamente dure dos meses, está orientada también a dificultar la superación de la crisis. "No es seguro que tenga sentido continuar las conversaciones si Netanyahu realmente quiere ir a elecciones", explicaron los diputados del partido Kulanu a la emisora.

El diputado Yaakov Litzman, del partido ultra ortodoxo Ihadut Ha Torá, también cree que Netanyahu quiere elecciones, debido  a que, según considera, no está haciendo los esfuerzos suficientes para poner fin a la crisis y el partido gobernante Likud no está proponiendo una solución. Fuentes cercanas a Litzman dijeron que “no hay coordinación con el primer ministro sobre las elecciones. Si el primer ministro quisiera, habría actuado más sobre el asunto. Litzman no quiere  elecciones, pero no tiene miedo de ir a elecciones si no se aprueba el proyecto de ley [que exime a los ultra ortodoxos del enrolamiento militar] antes de que se apruebe el presupuesto, de acuerdo con las instrucciones del Consejo de los Sabios de la Torá".

Fuentes cercanas al ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, también evaluaron que Israel se está encaminando hacia elecciones anticipadas. Factores cercanos al líder del partido Israel Beiteinu, dijeron que Lieberman está convencido de que la crisis entró en un callejón sin salida y que no hay solución, especialmente debido a la pasividad mostrada por el primer ministro.

Mientras tanto, una fuente involucrada en la crisis política dijo que es posible que hoy o mañana el proyecto de ley del partido ultra ortodoxo sefaradí Shas sea presentado al Comité Ministerial Legislativo en el marco del compromiso propuesto por la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, del partido religioso nacional Habait Haiehudí.