Nikki Haley: el plan de paz de Trump está casi listo

Post thumbnailNikki Haley Foto: Facebook
La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, dijo que el borrador del plan de paz para el Oriente Medio de la Administración Trump “no va a ser amado” por ninguna de las partes, según un reporte del diario The Washington Post. Haley añadió que está a punto de ser terminado y será presentando en un futuro cercano.

Durante una sesión de preguntas y respuestas en el Instituto de Política de la Universidad de Chicago, Nikki Haley, considerada una firma aliada de Israel le dijo a la audiencia sobre el plan que “creo que lo están terminando”.

Haley destacó que los principales negociadores del presidente, Donald Trump, su yerno Jared Kushner y Jason Greenblatt, están “aún yendo de un lado para el otro”; pero no mencionó ningún plazo específico para la publicación del plan.

"Están ideando un plan. No será amado por ninguna de las partes, y no será odiado por ninguna de las partes", aseveró Haley.

La embajadora norteamericana se mantuvo ambigua con respecto al contenido del plan, indicando que la idea de una solución de dos estados, aunque es defendida públicamente por los palestinos, es un asunto que Israel y los palestinos deben decidir.

"Son ellos los que deben decidir", puntualizó Haley sobre Israel y los palestinos cuando el director del Instituto, David Axelrod, ex asesor principal del presidente Barack Obama, le preguntó si Estados Unidos propondría un estado palestino independiente.

"Es difícil para mí ver cómo querrían" un solo estado, manifestó Haley, agregando que ella piensa que "están presionando hacia un resultado de dos estados".

Días atrás, en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el presidente de la Autoridad Palestina (AP) Mahmud Abbas, instó a una conferencia internacional de paz en Oriente Medio para mediados de 2018. En esa misma sesión, Haley defendió la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y advirtió a los palestinos contra "las demandas absolutistas, la retórica del odio y la incitación a la violencia".

"El problema es que la ONU ha demostrado una y otra vez ser una organización groseramente tendenciosa en lo que respecta a Israel", subrayó Haley, un hecho que ha hecho que el problema sea "más difícil de resolver".

"Estados Unidos sabe que los líderes palestinos están muy descontentos con la decisión de trasladar nuestra embajada a Jerusalén. No tiene que gustarles esa decisión, no tienen que alabarla. Ni siquiera tienen que aceptarla. Pero sepan que esa decisión no cambiará", le aseveró Haley a Abbas, quien abandonó la sesión tras pronunciar su discurso.