Netanyahu tantea sin éxito una alianza con Liberman

Post thumbnailAvigdor Liberman y Benjamín Netanyahu Foto: Amos Ben Gershom GPO
Benjamín Netanyahu, encargado de formar el próximo gobierno, tanteó este jueves un acercamiento a su antiguo socio Avigdor Liberman, que volvió a darle la espalda e insistió en que solo apoyará un Ejecutivo de unidad en que participen tanto él como Azul y Blanco (Kajol Labán), que encabeza Benny Gantz.

"La fórmula correcta es crear una base común entre Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), Likud, y Azul y Blanco. Solo entonces discutiremos la división de carteras y la rotación del primer ministro", declaró Liberman en un comunicado.

La de hoy ha sido la primera reunión bilateral que mantienen ambos tras las elecciones del pasado 17 de septiembre, en las que el líder del nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar) se hizo con 8 escaños, que podrían haber inclinado la balanza hacia uno u otro, pero que insiste en un gobierno conjunto y en alejar del poder a los partidos ultraortodoxos, tradicionales socios de Netanyahu.

Liberman insistió al primer ministro en funciones en que esa fórmula es la única que puede evitar unas terceras elecciones y advirtió que estas no cambiarían la correlación de fuerzas actual.

Hasta ahora, Liberman se había mantenido al margen de los contactos directos entre Likud, y Azul y Blanco, pero ayer se comprometió a presentar su propia propuesta a ambos para que acerquen posiciones.

Sus intenciones chocan con los planes de Netanyahu, que insiste en formar gobierno con sus socios del bloque derechista y religioso, que se han comprometido por escrito en mantener unidos a sus 55 diputados, una cifra insuficiente para lograr la mayoría de 61 parlamentarios con las que garantizar un gobierno.

Mientras Netanyahu continúa maniobrando para lograr sacar adelante un gobierno, algo que cada vez parece más difícil, en la sede del Ministerio de Justicia continuó hoy la audiencia (vista) de la Fiscalía con sus abogados, que tratan de defenderle de los tres casos de corrupción en que es sospechoso de los cargos de cohecho, fraude y abuso de confianza.

Si se formalizan estas acusaciones, "Bibi" deberá enfrentarse a un juicio que dificultaría que siga en posiciones de poder. Yuli Edelstein, alto cargo del Likud y portavoz del Parlamento, aseguró hoy que Netanyahu estaría dispuesto a desvincularse temporalmente del cargo de primer ministro si fuese necesario.

Esto le acercaría a la solución al bloqueo político propuesta por el presidente, Reuvén Rivlin, que ha sugerido crear un gobierno de unidad con Likud y Azul y Blanco, con alternancia en la jefatura de gobierno, lo que permitiría a Gantz asumir el cargo si finalmente Bibi es acusado. EFE