Netanyahu: "Tal vez tengamos que salir a una operación militar a gran escala en Gaza"

Post thumbnailFoto: Oded Balilty / Pool via REUTERS
El primer ministro Netanyahu se refirió este domingo durante la reunión del gabinete a la reciente escalada de violencia en el sur del país después de que la semana pasada fueron provocados más de cien siniestros a causa de globos incendiarios lanzados desde Gaza: "entendemos la difícil situación de los residentes del área adyacente a la Franja de Gaza y estamos trabajando para mejorar sus condiciones lo más posible".

"La semana pasada impusimos fuertes sanciones contra el Hamas incluyendo la suspensión de la transferencia de combustible. Si es necesario, emplearemos medidas más duras", declaró Netanyahu.

El mandatario respondió a las críticas recibidas por la política de su gobierno frente a la violencia del Hamas: "no me sorprende la propaganda de los supuestos "expertos". Muchos de ellos nos dan consejos que ellos mismos no implementarían si estuvieran en el gobierno. No nos confundamos, ellos serían los primeros en criticarnos si salimos a una operación militar a gran escala, algo que tal vez tengamos que hacer. Por eso me guía una sola cosa - la seguridad del Estado de Israel".

Netanyahu habló también sobre el arresto de un empresario palestino a manos de la Autoridad Palestina por haber participado en la Conferencia de Bahrein la semana pasada: "Una cosa está clara de todo esto. Los palestinos están decididos a seguir con el conflicto a cualquier precio, incluido el bienestar de los propios palestinos. Así no es como quien quiere avanzar con la paz debería actuar. A diferencia de esto, nosotros seguimos avanzando nuestros vínculos con el mundo árabe y esto es algo bueno para todos".

La semana pasada el canciller de Bahrein había declarado a la prensa israelí durante la conferencia en su país que "Israel es un país del Medio Oriente. Israel es parte del patrimonio de esta región. El pueblo judío tiene un lugar entre nosotros".

Netanyahu abrió la reunión del gabinete citando estas declaraciones y argumentando que es "un resultado directo de nuestra política que está convirtiendo a Israel en un poder regional y global en ascenso".