"Netanyahu será interrogado por obstrucción a la justicia"

Post thumbnailBiniamín y Sara Netanyahu Foto: GPO Haim Zach
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, y su esposa Sara serán interrogados durante el fin de semana por supuesta obstrucción a la justicia en el caso de la empresa de telecomunicaciones Bezeq, según los reportes.

Netanyahu es investigado por haber favorecido de diferentes maneras a Shaul Elovitch, principal accionista de Bezeq, y a esa empresa de telecomunicaciones, a cambio de recibir una cobertura favorable de él y su esposa en el popular portal de información Walla (también de Bezeq), en el llamado Caso 4,000.

El primer ministro no ha sido oficialmente declarado sospechoso, pero tras la declaración del testigo de Estado y su ex asesor de prensa Nir Hefetz, quien confesó que obstruyó la investigación, la Policía quiere interrogar a Netanyahu, a su esposa, Sara, y a su hijo Yair, para saber si ellos también actuaron en el mismo sentido, informó el diario Yediot Aharonot.

Según este y otros medios, Hefetz instruyó a Elovitch y a su mujer a borrar los mensajes que habían recibido de Sara Netanyahu, borrando pruebas de la presunta corrupción.

Se sospecha que Hefetz era la persona que transmitía los mensajes entre el mandatario, el director general del ministerio de Comunicaciones, Shlomo Filber, y Shaul Elovitch, mayor accionista de Bezeq, los tres detenidos en caso.

También se sospecha que Hefetz era quien ponía en comunicación a Sara Netanyahu e Iris Elovitch, esposa de Shaul y que también está detenida, respecto a la cobertura que recibían los Netanyahu en Walla.

El Canal 2 de noticias informó de que la acusación no cree que Hefetz actuara por propia iniciativa al pedir a los Elovitch destruir las pruebas incriminatorias, por lo que interrogará a los tres miembros de la familia Netanyahu.

El mandatario no tiene teléfono móvil, según los reportes, pero la sospecha es que le dio instrucciones a Hefetz oralmente.

Hefetz es la tercera persona cercana a los Netanyahu en convertirse en testigo de Estado, después del ex director general del ministerio de Comunicaciones, Shlomo Filber, y el ex jefe de la Oficina del primer ministro, Ari Harrow.

Un comunicado de la Oficina de Netanyahu aseguró: "La filtración del material de la investigación, incluso si es falso, es el verdadero intento de obstrucción a la investigación. El primer ministro se atiene a la ley y siempre lo ha hecho. Las acusaciones de obstrucción son tonterías. No ha habido obstrucción, no ha habido nada". EFE