“Netanyahu será imputado por soborno en el Caso 4000”

Post thumbnailBenjamín Netanyahu Foto: Knéset
El fiscal general, Avichai Mandelblit, tiene previsto difundir publicamente sus recomendaciones sobre las imputaciones por las investigaciones de corrupción contra el primer ministro, Bejamín Netanyahu, señalan los reportes de la televisión israelí.

El primer ministro está siendo investigado en tres casos distintos de corrupción.

El Caso 1000 se refiere a sospechas de que Netanyahu habría recibido regalos ilícitos por parte de los multimillonarios Arnon Milchan y James Parker.

En el Caso 2000 se investigaron presuntas negociaciones de Netanyahu con el dueño y editor del diario “Yediot Aharonot”, Arnon Mozes. Según la acusación, el primer ministro habría ofrecido a Mozes reducir la circulación del su principal competidor, el periódico gratuito “Israel Hayom” a cambio de una cobertura periodística más positiva.

El Caso 4000 se refiere a un presunto plan de relajar las regulaciones de telecomunicaciones para la empresa Bezeq del multimillonario Shaul Elovitch a cambio de una cobertura positiva en el portal de noticias de internet Walla!, también propiedad de Elovitch.

Según los reportes, Mandelblit recomendará que Netanyahu sea procesado por cargos de soborno en el Caso 4000, una decisión que formalmente depende del resultado de su descargo en una audiencia pendiente. Según los reportes, Mandelblit recomendará en el Caso 1000 que Netanyahu sea procesado por abuso de confianza.

En el Caso 2000, según  los informes, Mandelblit recomendará acusaciones menores, tales como fraude y abuso de confianza. En tanto que Mozes podría enfrentar cargos por soborno, también tras su descargo en una audiencia pendiente.

Fuentes allegadas a Netanyahu dijeron que “las acusaciones de soborno son ridículas. El primer ministro Netanyahu nunca recibió nada ni dio nada a Elovitch. La cobertura de Walla! fue negativa y eso se intensificó debido a las elecciones. Todas las decisiones con respecto a Bezeq fueron aprobadas por los reguladores responsables y el  primer ministro actuó impecablemente, como lo determinó un documento oficial del Ministerio de Justicia”.

Netanyahu ha criticado el hecho de que las recomendaciones del fiscal general se difundan en plena campaña para las elecciones del 9 de abril, alegando que afectarán negativamente sus posibilidades de ser reelecto.