Netanyahu se dirige a los cristianos que apoyan a Israel: "Es hora de contarle la verdad al mundo"

Post thumbnailFoto de archivo: Amos Ben Gershom / GPO
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, participó vía satélite en la conferencia anual de Cristianos Unidos por Israel (CUFI) que se llevó a cabo en Washington.

Netanyahu se conectó con los asistentes vía satélite para tener una conversación en vivo con el líder de CUFI, el pastor John Hagee.

Durante su intervención, el mandatario israelí se refirió a la reciente inauguración de la llamada "Vía de los Peregrinos" en Jerusalén, que en la antigüedad servía para la llegada de los peregrinos al Templo de Jerusalén y que fue restaurada y abierta al público la pasada semana: "Es la misma ruta por donde cientos de miles de mis ancestros subían al Templo. Es el mismo camino que tomó Jesús desde la piscina de Siloé hasta el Templo. Este lugar estuvo enterrado por siglos. Pero no se puede enterrar la verdad por siempre. Es el momento de contarle al mundo la verdad".

En este sentido el mandatario israelí recordó que "ningún pueblo ha tenido una conexión con esta tierra y esta ciudad como la que tienen los judíos con Israel y Jerusalén, que tienen la misma tierra, la misma religión, la misma capital, el mismo idioma, y el mismo nombre para ellos mismos y para su tierra, desde hace 3.000 años".

Netanyahu terminó diciendo que "es hora de que la ONU y la comunidad internacional reconozcan lo que el presidente Trump dejó claro: Jerusalén ha sido y será siempre la capital del Estado de Israel".

El mandatario se refirió también al tema iraní y el acuerdo nuclear: "el acuerdo siempre estuvo basado en una mentira - que Irán supuestamente no estaba buscando obtener armas nucleares. Nosotros expusimos esta mentira cuando enviamos a nuestros valientes agentes al corazón de Teherán y trajimos de vuelta el archivo atómico secreto de Irán. Y este mostró que llevan trabajando en desarrollar bombas atómicas desde hace 20 años".

Netanyahu consideró que el acuerdo nuclear permitió que Irán obtuviera millones de dólares que le permitieron seguir desarrollando su red de terrorismo en todo el mundo pero que las sanciones de Trump comenzaron a cortar este financiamiento. "Ahora Irán está intentando arremeter para reducir la presión. Atacan tanques, derriban drones americanos, disparan misiles contra sus vecinos. Es importante responder a estas acciones no reduciendo la presión, sino aumentando la presión", enfatizó.

El primer ministro hizo nuevamente un llamado a los países europeos a imponer sanciones contra Irán: "Debemos levantarnos frente a las agresiones iraníes ahora y Europa debe apoyar las sanciones impuestas por el presidente Trump. Nosotros ciertamente lo hicimos".